Internacional

Los bombardeos rusos destrozan el hospital materno infantil de Mariupol: "Es una atrocidad"

Bombardeo del hospital infantil de Mariupol.

Bombardeo del hospital infantil de Mariupol.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha publicado este miércoles en sus redes sociales el vídeo de un hospital materno infantil bombardeado en Mariupol, la ciudad ubicada en el mar de Azov que resiste el sitio más duro de las tropas rusas desde hace más de una semana.

«Mariupol. Ataque directo de las tropas rusas contra el hospital materno infantil. Hay gente y niños bajo los escombros. ¡Es una atrocidad! ¿Cuánto tiempo será cómplice el resto del mundo ignorando este terror? Cielen los cielos ahora mismo, paren los asesinatos. Tenéis poder pero estáis perdiendo la humanidad», ha denunciado Zelenski en su mensaje.

Corredores humanitarios bloqueados

El Gobierno de Ucrania acusó ayer a las fuerzas rusas de bloquear la evacuación de civiles de Mariúpol, una ciudad de la zona sureste del país cuya conquista es clave para las aspiraciones de Rusia de unir territorialmente Crimea con los territorios rebeles del Donbás.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han denunciado en redes sociales el incumplimiento de los compromisos y supuestos ataques en plena evacuación, en una alerta a la que se ha sumado, entre otros, el presidente Volodimir Zelenski.

El mandatario ha señalado que Mariúpol está «bloqueada», «agotada» de por el asedio de las tropas rusas y de los rebeldes aliados. «Es una tortura deliberada. Los invasores han cortado deliberadamente las comunicaciones, bloqueado la entrega de comida, el suministro de agua. Desconectado la electricidad», ha repasado en un nuevo vídeo.

Zelenski ha puesto como ejemplo de estos abusos la muerte de un niño por deshidratación, «quizás por primera vez desde la invasión nazi». «Escuchadme, queridos aliados. Un niño ha muerto deshidratado. ¡En 2022!, ha enfatizado.

El ministro de Exteriores, Dimitro Kuleba, también ha asegurado que Rusia ha incumplido unos planes de evacuación en los que también colabora el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), lo que se traduce en «300.000 civiles rehenes en Mariúpol».

Te puede interesar

Comentar ()