«El ingreso de Suecia y Finlandia aumentará nuestra seguridad. Demostrará que las puertas de la OTAN siguen abiertas». El secretario general, Jens Stoltenberg, ha comparecido por conexión online debido a que padece Covid y ha dado su apoyo a estas naciones cuando finalmente soliciten su ingreso formalmente. Y se ha mostrado confiado en que «Ucrania pueda ganar la guerra». La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, firme en su apoyo a Ucrania, ha reconocido que «la guerra no va a acabar rápidamente».

El secretario general ha dicho que confía en que puedan conversar con Turquía, que ha mostrado sus reticencias al ingreso de Suecia y Finlandia, para que Ankara dé su luz verde finalmente. «Si piden el ingreso, será un momento histórico para la Alianza Atlántica… Turquía sabe que las puertas están abiertas».

Ha reconocido que vigilarán a Rusia, que ha llegado a amenazar con respuestas «técnico-militares» en caso de que Finlandia y Suecia emplacen armamento de la OTAN. También ha señalado que hay que ofrecer garantías de seguridad a Suecia y Finlandia mientras estén a la espera.

Rusia no está logrando sus objetivos estratégicos… Ucrania resiste, la OTAN es más fuerte que nunca y EEUU y Europa están sólidamente unidas»

jens stoltenberg, secretario general de la OTAN

Sobre la guerra en Ucrania, Stoltenberg ha dicho: «La guerra de Rusia en Ucrania no va como Moscú la había planeado. Fallaron en la toma de Kiev, se están retirando de Járkov y su principal ofensiva en Donbás se ha estancado. Rusia no está logrando sus objetivos estratégicos. El presidente Putin quiere a una Ucrania derrotada y una OTAN, América y Europa divididas. Pero Ucrania resiste, la OTAN es más fuerte que nunca y Estados Unidos y Europa están sólidamente unidos. Ucrania puede ganar esta guerra».

Justo este domingo, el Ministerio británico de Defensa, ha destacado en su parte diario que la ofensiva en el Donbás está perdiendo momentum.

Alemania, por una rápida ratificación

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, ha mostrado muy receptiva al ingreso de Suecia y Finlandia. «Por primera vez estarán todos los países nórdicos bajo un mismo paraguas de seguridad. Si estáis preparados, nosotros lo estamos».

La configuración del sistema de seguridad europeo ha saltado por los aires, ha dicho Baerbock, y debe transformarse radicalmente. «La seguridad y la libertad no cae del cielo», ha señalado. «La OTAN es más actual y más necesaria que nunca», ha indicado. Baerbock ha recordado cómo la invasión ordenada por Putin ha logrado lo contrario de lo que pretendía: más unidad en la OTAN y más fortaleza.

Y se ha referido al deseo de ingresar en la OTAN de Finlandia y Suecia. «No son solo nuestros socios, nuestros amigos, sino que son nuestros aliados europeos. Las puertas de la OTAN están abiertas para ellos. Los recibiremos con los brazos abiertos», ha dicho. Alemania apoya que el proceso de ratificación sea lo más rápido posible para que no haya un periodo prolongado en el que estén en zona gris, a la espera y sin garantías de seguridad.

Suecia y Finlandia no son solo nuestros socios, nuestros amigos, sino que son nuestros aliados europeos… Los recibiremos con los brazos abiertos»

annalena baerbock, ministra alemana de exteriores

Cuando aún estaban reunidos los ministros de Exteriores en Berlín, el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin, confirmaban en rueda de prensa que el país dejaba atrás su neutralidad histórica para solicitar el ingreso en la OTAN. Lo harán en breve una vez que lo apruebe el Parlamento. «Arranca una nueva era», ha dicho el presidente.

Horas antes, el presidente hablaba con el líder ruso, Vladimir Putin, por teléfono para exponerle este cambio de posición de Finlandia, que se independizó de Rusia en 1917. Putin le dijo que consideraba «un error» que Finlandia abandonara su tradicional neutralidad.

El detonante de este giro de 180 grados en Finlandia ha sido la invasión de Ucrania ordenada por Putin el pasado 24 de febrero. La opinión pública ahora está claramente a favor de ingresar en la OTAN con el fin de obtener mayor protección frente al Kremlin. Finlandia, un país que invierte un 2% del PIB en defensa y cuenta con sofisticados sistemas de defensa, estará protegida por el artículo 5 una vez que esté en la Alianza Atlántica.

Suecia va a seguir el mismo camino. Este domingo los socialdemócratas suecos van a romper con su política de neutralidad, que les ha definido durante décadas. La razón es también la invasión de Ucrania. En un informe dado a conocer el viernes, el gobierno socialdemócrata y seis de las ocho fuerzas parlamentarias concluyen que el ingreso permitirá que «todos los países nórdicos y bálticos queden protegidos con las garantías de la seguridad colectiva».