El 22 de noviembre se celebró en la ciudad marroquí de Fez la primera jornada del IX Foro Global de la Alianza de Civilizaciones de la ONU, que cuenta con la participación de altos responsables y ministros de distintos países, y con una amplia presencia de políticos y diplomáticos españoles, entre ellos el Alto Representante de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas, Miguel Ángel Moratinos, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Moratinos, que presidía el foro junto a el ministro de Exteriores de Marruecos, Naser Burita, inauguró el acto con un alegato por la paz y el entendimiento entre civilizaciones, pero también con una referencia a la guerra entre Ucrania y Rusia. En este sentido, resaltó que “la guerra en Ucrania ha afectado a la paz y a la estabilidad, así como al orden internacional”, lo cual impacta «en los precios de los alimentos, en el coste de la energía y en la fragilidad del sistema financiero”.

Hico hincapié en que la Alianza de Civilizaciones «debe servir como una alianza de paz”. “Chinos, norteamericanos, latinoamericanos, africanos, rusos y europeos deberían hablar entre ellos, respetarse y buscar soluciones para el presente y el futuro”, añadió. 

A la cita acudieron más de 1.000 invitados, entre ellos el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Por su parte, advirtió del «riesgo del abismo en el que nos encontramos”. “No podemos consentir una nueva guerra fría. No podemos consentir una guerra que ponga en riesgo el destrozo nuclear”, afirmó. Pidió por ello al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, “redoblar los esfuerzos por la paz”. “Solo Naciones Unidas puede lograrlo”, dijo, convencido de la esperanza en que «una generación no muy lejana» pueda ver abolirse «la guerra como instrumento de la política y del poder”.