Europa | Internacional

Kosovo solicita su ingreso en la UE en plena escalada de tensión con Serbia

España es uno de los cinco países del club europeo que no reconoce su independencia

Los principales líderes kosovares muestran la solicitud de ingreso en la UE

La presidenta de Kosovo, Vjosa Osmani, en el centro, junto al primer ministro, Alan Kurti (i), y el presidente del Parlamento,Glauk Konjufca. @VjosaOsmani

«Es un día histórico». La presidenta, Vjosa Osmani, ha dicho que Kosovo ha dado un paso crucial para lograr su ambición de convertirse en miembro de pleno derecho de la Unión Europea. «Para Kosovo y sus ciudadanos nunca ha habido alternativa, pero los sueños solo se hacen realidad cuando se trabaja para conseguirlos».

En una ceremonia celebrada este miércoles, la presidenta, junto al primer ministro, Albin Kurti, y el presidente del Parlamento, Glauk Konjufca, firmaron la solicitud de candidatura a la Unión Europea, que presentarán ante la Presidencia checa antes de que finalice este semestre.

El gran obstáculo para que Kosovo ingrese en el club europeo es que cinco países de la UE no reconocen su independencia, entre ellos, España. Tampoco lo hacen Grecia, Eslovaquia, Rumanía y Chipre. Es prioritario que haya un acuerdo vinculante que resuelva las relaciones entre Serbia y Kosovo, en un momento en el que vuelve a recrudecerse la tensión. El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, dijo a principios de semana que cuando llegue la solicitud se estudiará.

Según las reglas de la UE, una vez que llegue la petición de Kosovo al Consejo, el país que ejerce la presidencia de turno, en este caso República Checa, debe informar al resto de los Estados miembro y al Parlamento Europeo. Después los ministros de Exteriores evalúan y deciden si piden el dictamen de Bruselas.

En su último informe de situación sobre Kosovo, la Comisión Europea, elogió los progresos de Kosovo. «Ha reforzado sus capacidades para coordinar la aplicación de los compromisos y obligaciones derivados del Acuerdo de Estabilización y Asociación, AEA, y del EEI II [fase 2 de la Agenda Europea de Reforma], y ha mejorado los mecanismos de información», señala el texto. Kosovo firmó un Acuerdo de Estabilización y Asociación (AEA) con la UE en junio de 2015.

«Este es el primer paso en nuestro camino de adhesión, un camino que ha sido largo y nada fácil. Merecemos ser un país candidato», ha dicho Kojufca, presidente del Parlamento, según Balkan Insight. El primer ministro Kurti ha destacado que el progreso dependerá de «nuestro compromiso con reformas profundas y transformadoras que hagan avanzar la democracia, refuercen el Estado de Derecho y den impulso a nuestra economía».

El paso que ha dado Kosovo coincide con una mayor tensión en la frontera con Serbia, debido a la entrada en vigor de una nueva regulación sobre matrículas. En los últimos días se han aplazado las elecciones locales. Serbia ha llegado autorización a la OTAN para el despliegue de policías y militares en las zonas kosovares de mayoría serbia. El gobierno de Belgrado rechaza que Kosovo se integre en la UE y ha reconocido que tratará con los Estados miembro para evitarlo.


Te puede interesar

Comentar ()