Vaya repaso que le están dando en el juicio los mandos y los agentes de la Guardia Civil a la versión de los procesados y de sus defensores según la cual la independencia catalana era tan solo una manera de hablar y los acontecimientos tumultuarios producidos desde el 20 de septiembre al 1 de octubre fueron en realidad unas manifestaciones festivas, del todo pacíficas, como un pícnic campestre al que -dijo Rufián– se acudía a merendar.

Para seguir leyendo Regístrate GRATIS