El director de El Independiente, Casimiro García-Abadillo, analiza el «gravísimo problema» al que el Partido Popular se enfrenta en la campaña de las próximas elecciones generales. Mientras las encuestas pronostican una caída de entre 50 y 60 diputados, el partido ha hecho una lista «más pensando en la televisión que en ofrecer una bancada sólida», pero su representación en el Congreso será mucho peor que hace cuatro y ocho años. «Y tampoco Casado es ni Aznar, ni Rajoy».

Para seguir leyendo Regístrate GRATIS