Opinión

La Universidad, un lastre para la 'cantera' de emprendedores

logo
La Universidad, un lastre para la 'cantera' de emprendedores

Resumen:

La Comisión Europea ha alertado de que el próximo año entre 500.000 y 750.000 trabajos se van a quedar sin cubrir en territorio europeo debido a la carencia de perfiles TIC. De este modo, el organismo también ha alertado de que 4 de cada 10 compañías con sedes en Europa tienen dificultades para encontrar expertos en nuevas tecnologías.

Y es que, la irrupción de nuevas tendencias IT como la Ciberseguridad, la Inteligencia Artificial, el Big Data y machine learning, la Impresión 3D, etcétera, ha abierto una gran oportunidad a nivel laboral. Sobre todo, para los futuros emprendedores, quienes, con la debida formación y especialización, pueden dar una respuesta a esta demanda de profesionales especializados y proveer de sus servicios a las compañías.

La revolución digital ha provocado la obsolescencia de un sistema educativo demasiado rígido

Sin embargo, para poder aprovechar este escenario se antoja primordial que los nuevos profesionales estén formados en estas áreas, como es lógico y natural. Una norma que, por lo general, no está sucediendo.

Este nuevo tablero plantea, por tanto, una necesidad imperativa dentro de la Educación a todos los niveles y escalas: una reforma urgente. La revolución digital ha arrasado y transformado por completo la sociedad, los modelos productivos y el mercado en general provocando, así, la obsolescencia de un sistema educativo caracterizado desde hace décadas por su rigidez.

Actualmente son las instituciones privadas las que tienen mayor flexibilidad y así lo están demostrando. Organizaciones como el Instituto de Empresa o el ISDI, la primera escuela de negocio digital, han sabido adaptarse a esta nueva realidad y crear programas especializados para cubrir los puestos de empleo que han abierto las TICs.

Si la educación pública no se adapta es inevitable que la brecha en empleabilidad se haga más grande

Sin embargo, son escasas las instituciones públicas que han podido enfrentarse a este marco con éxito. Además, han nacido otras organizaciones que, al haber observado este desfase, han creado un modelo de negocio basado en esta necesidad, creando programas especializados sobre nuevas tecnologías y tendencias, como Iron Hack.

¿Y a quién está afectando esto? A la ‘cantera’ de emprendedores españoles. Como es lógico, no todos los estudiantes pueden financiarse un máster de una institución privada o un programa especializado y, si la educación pública no va en consonancia con las profesiones del futuro, es inevitable que la brecha de empleabilidad se haga más y más grande cada día.

Digitalización de competencias

Es por tanto crucial una reforma en el sistema educativo, desde sus cimientos (en primaria) hasta la Educación Superior. Una realidad de la que varios partidos políticos se han hecho eco demandando un gran Pacto de Estado por la Educación.

Históricamente han sido pocas ocasiones en las que todos o la gran mayoría de los partidos han confluido, pero el nuevo tablero que ha generado la digitalización demanda de este gran consenso para poder seguir compitiendo con garantías como nación.

Las pymes y emprendedores son el motor del empleo en España. De hecho, en base a los datos que maneja la CEPYME, este segmento conforma el 99,8% del tejido empresarial español. Es por tanto vital que en un mundo digitalizado los nuevos autónomos sean capaces de hacerse un hueco en el mercado para poder seguir compitiendo con garantías…

Como bien dijo John Dewey, pedagogo estadounidense, «la educación no es preparación para la vida, la educación es la vida en sí misma».


Álvaro Esteban Keogh es socio director de Eureka PR