Podemos y el Partido Comunista van a tener sus ministerios de uralita pero Iglesias parece que estará fuera de la Moncloa. Tiene sentido, porque en el palacio de la Moncloa sólo hay aviones y jardineros cachas y la política se va a tener que hacer en otro lado y por gente que quiera hacerla. Iglesias quiere hacerla y va a hacerla, no está interesado en ser una percha para un cargo, no es un hedonista como Sánchez sino un extremista, y por eso va a importar poco que pueda ir o no a ver a Sánchez cogiendo un carrito de golf, o que Sánchez crea que sólo le ha dado ministerios marías. Iglesias va a ejercer su poder, no a pasearlo. Es lo que diferencia a Iglesias de Sánchez y lo que determinará el futuro de este Gobierno y de España.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate