La Bolsa española se desplomó ayer un 14,06% en la peor jornada de su historia. Los inversores viven momentos de pánico porque no saben lo que va a ocurrir, y la incertidumbre es el peor escenario para los mercados.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate