El problema de cierta izquierda es que no es capaz de reconocer sus errores. Incluso cuando rectifica es para insistir en sus afirmaciones. El caso más reciente y flagrante ha sido el del vicepresidente Pablo Iglesias cuando rectificó en la rueda de prensa del Consejo de Ministros del viernes lo que había dicho en el Congreso el miércoles al portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros: «Yo creo que a ustedes les gustaría dar un golpe de estado, pero que no se atreven. Porque, para eso, además de desearlo y de pedirlo, hay que atreverse». Una provocación en toda regla, muy en el estilo macho alfa al que nos tiene acostumbrados el líder de Podemos: a ustedes lo que les falta son…

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate