Con la mayoría parlamentaria asegurada para renovar por sexta vez el estado de alarma, el foco de atención de la sesión de control celebrada ayer estaba centrado en cómo iba el presidente del Gobierno a responder ante la crisis abierta en el Ministerio del Interior tras la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate