En estas elecciones vascas y gallegas ha habido un claro vencedor que ha destacado sobre todos los demás y ése vencedor se llama Alberto Núñez Feijóo. El líder gallego del PP se ha alzado con nada menos que 41 escaños, los mismos que había conseguido en los últimos comicios autonómicos en 2016. Cuarta mayoría absoluta. Una auténtica proeza. Y digo que destaca sobre todos los demás porque el otro gran vencedor claro de estas elecciones, Iñigo Urkullu, incrementa su representación parlamentaria en tres diputados, lo cual es un éxito indudable, pero se queda lejos, muy lejos, de emular la hazaña del gallego.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate