En la Puerta del Sol se escenificó este lunes una tregua entre el gobierno central y el gobierno de la Comunidad de Madrid. Pedro Sánchez jugó el papel de poli bueno e Isabel Díaz Ayuso guardó su artillería para otro momento.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate