Pablo Iglesias se puso corbata ayer. Tenía que presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) y había que vestirse para la ocasión. El vicepresidente segundo calificó la fecha como «un día histórico». «Quedan atrás los recortes»… «Dejamos atrás la senda neoliberal», afirmó solemne.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate