Johannes Bahrke , portavoz de la Comisión Europea, dice, candoroso y diplomáticamente obligado, que no tiene ningún motivo para creer que el plan del Gobierno español contra la desinformación no vaya a respetar “la certidumbre legal y la libertad de expresión y prensa”.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate