Mala semana para el presidente. Cuando aún el incendio del viaje de Pablo Iglesias a Bolivia no se había apagado, el vicepresidente volvió a demostrar quién marca el paso en España y se descolgó pactando con Bildu su apoyo a los Presupuestos.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate