Si a alguien le quedaba alguna duda de que la política era un juego de mesa en el que los ciudadanos no somos más que las piezas de un tablero de ajedrez, o mejor dicho, de parchís (que requiere mucha menos estrategia y preparación) los bombazos anunciados por PSOE y Ciudadanos dejan patente lo que importamos a la política los ciudadanos o los votantes.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate