Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía, tiene por delante un embrollo que es ajeno a sus responsabilidades pero que afecta directísimamente a su supervivencia futura al frente del gobierno andaluz.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate