Opinión

La experiencia de Ucrania, alianzas y especialización para una acción humanitaria eficaz

Voluntarios ucranianos con medicamentos enviados desde España por Farmamundi. FARMAMUNDI

La especialización, el trabajo en equipo y la promoción de alianzas con actores claves son indispensables para desarrollar un trabajo eficaz y de calidad en cualquier campo. En Farmamundi lo tenemos claro.

Con una experiencia de casi treinta años en el suministro de medicamentos y material sanitario en emergencias y acción humanitaria, nuestra organización farmacéutica se esfuerza en respetar y cumplir todos las normas legales en cuanto al suministro de medicamentos y los principios para lograr una ayuda humanitaria de calidad, eficaz y eficiente, que beneficie realmente a la población en mayor situación de vulnerabilidad.

Tras una catástrofe humanitaria, bien sea por desastres naturales, o a causa de un conflicto armado como el que actualmente está sufriendo el pueblo de Ucrania, es imprescindible confiar y dejar actuar a las organizaciones expertas en acción humanitaria y emergencias, para garantizar y facilitar la atención sanitaria y alimentaria, de cobijo e higiene.

Conocer las necesidades del país

Tras muchos años de trabajo, hemos aprendido que la prioridad es conocer las necesidades del país en cada momento de la crisis y trabajar conjuntamente con organizaciones locales, siempre que sea posible, para adecuar la respuesta a la evaluación de daños, identificar las necesidades de la población, diseñar la propuesta de intervención de acuerdo a la demanda local y mantener una estrecha coordinación con las autoridades locales del país y con otros actores locales, nacionales e internacionales.

Hemos aprendido que la prioridad es conocer las necesidades del país y trabajar conjuntamente con organizaciones locales

La acción humanitaria debe priorizar la protección de las personas y la prestación de asistencia. Además, debe inspirarse en los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia, y regirse por los principios humanitarios internacionales, descritos en el Proyecto Esfera, los Principios de “Humanitarian Accountability Partnership” (HAP) o la Norma Humanitaria Esencial de “People in Aid”, por citar los más importantes.

Respetar las normas europeas

La especialización y profesionalidad de Farmamundi, nos ha llevado en los últimos años a conseguir la calificación de la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO por sus siglas en inglés), que nos permite actuar en crisis humanitarias de mayor envergadura y con mayor eficiencia. En la actualidad, es la única organización sin ánimo de lucro del ámbito farmacéutico certificada en España.

En el actual conflicto en Ucrania, la Unión Europea, a través de ECHO, está liderando y coordinando las acciones directamente junto con el Gobierno Ucraniano, OCHA y ACNUR lo que mejora la coordinación y la eficacia. Hasta la fecha, hemos realizado cuatro grandes suministros de medicamentos y material sanitario, con el apoyo y respaldo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Centro de Coordinación de Protección Civil y Respuesta Humanitaria de la Unión Europea, el Gobierno de Bélgica, el Consulado General de Ucrania en Barcelona y las donaciones de laboratorios farmacéuticos como Cinfa y Kern Pharma, entre otros actores.

Uno de los mayores problemas para hacer efectiva la ayuda es que, por parte de Rusia, no se están respetando los corredores humanitarios

Uno de los mayores problemas para hacer efectiva la ayuda es que, por parte de Rusia, no se están respetando los corredores humanitarios para que sean vías seguras tanto para la población civil como para las organizaciones humanitarias, así como la dificultad de distribuir medicamentos esenciales o el reparto de ayuda de primera necesidad dentro del propio país a las víctimas de esta guerra. En concreto, Farmamundi trabaja con la organización Gender Bureau en las regiones de Poltava y Cherkasi con el reparto de kits nutricionales, de higiene y otros enseres básicos. También con apoyo psicológico, asesoramiento legal y asistencia jurídica a personas refugiadas y/o solicitantes de asilo procedentes de Ucrania en Moldavia y Serbia.

Donaciones apropiadas de medicamentos

Un ejemplo muy claro y que necesita seguir las normas internacionales de forma rigurosa, son las donaciones de medicamentos y material sanitario. Debemos donar lo que el país necesita y no lo que nos sobra o lo que pensamos que puede necesitarse.

Las donaciones de medicamentos deben estar basadas en las necesidades de la población expresadas por la entidad receptora del país que los recibe. Los medicamentos deben ser de calidad, provenir de una fuente fidedigna y ajustarse tanto a las normas del país donante, como del país receptor.

Además, no pueden incluir medicamentos que hayan salido del circuito farmacéutico, deben tener una fecha de caducidad superior a los quince meses y estar etiquetados en un idioma comprensible por los profesionales sanitarios que los van a utilizar. Y muy importante, los envíos de medicamentos deben cumplir con la reglamentación internacional de transporte de mercancías y deben ir acompañados de la correspondiente autorización de exportación emitida por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Ciudadanía solidaria e informada

Tras dos meses de guerra en Ucrania, la cifra de personas refugiadas y desplazadas no deja de crecer. Según los últimos datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) más de 5 millones de personas se han visto obligadas a salir del país y más de 7 millones han abandonado sus hogares y ahora malviven en otros lugares de Ucrania. Esta difícil situación hace indispensable informar a la ciudadanía de cómo proceder para que la ayuda sea lo más eficaz posible.

El trabajo con las comunidades afectadas debe continuar cuando los focos mediáticos desaparecen

Por ello, el apoyo monetario es lo más efectivo, para que las entidades con mandato humanitario sobre el terreno podamos actuar con rapidez. Las transferencias económicas son más rápidas, requieren de menos logística y permiten dinamizar la economía local, tan afectada por la situación de conflicto.

Por último, las ONG tenemos un compromiso con todas las personas y entidades donantes que confían y colaboran con nosotras. Hemos de esforzarnos en hacer una adecuada rendición de cuentas para comunicar el destino de los fondos y responder así a la confianza que la sociedad deposita en nosotras. Y recordar que, además de atender la emergencia inicial, el trabajo con las comunidades afectadas debe continuar cuando los focos mediáticos desaparecen. Es importante que la solidaridad y la ayuda no se centre sólo en las primeras semanas de la emergencia, sino que debe continuar en el tiempo, de forma profesional, con un trabajo en equipo y en alianza con otros actores claves.


Joan Peris Lluch es director general de Farmamundi

Te puede interesar

Comentar ()