Opinión

La reválida de Feijóo

Rueda y Feijóo, aclamados en el cierre de campaña.

Rueda y Feijóo, aclamados en el cierre de campaña. EP

El líder del PP ha conseguido en su tierra revalidar su liderazgo al frente del partido. Terminó la pesadilla que empezó hace una semana. El PP renueva su mayoría absoluta en Galicia con 40 escaños, dos menos que los que logró en 2020, pero suficientes como para que Alfonso Rueda gobierne en solitario durante los próximos cuatro años.

Ni las meteduras de pata de la campaña, ni algunos sondeos que daban como posible un gobierno de coalición del BNG y el PSdG, han alterado una realidad tan sólida como testaruda. La mayoría de los gallegos quieren que siga gobernando el partido conservador, que sólo perdió la absoluta en las elecciones de 2005. Los experimentos, con gaseosa. La alternativa al PP no era un gobierno de izquierda, sino una Xunta nacionalista con el apoyo de un PSOE sin perfil propio.

La semana postelectoral, que amenazaba tormenta sobre Génova, va a ser mucho más tranquila de lo que se esperaba. Feijóo (que el lunes reúne a su ejecutiva y el martes se reunirá con los barones) puede pasar al contraataque sin ningún problema, porque las elecciones gallegas no sólo han confirmado la barrida popular, sino que han mostrado un descalabro histórico de los partidos del gobierno (PSOE y Sumar).

Aunque desde el PSOE se intente maquillar esa sangría de votos (el Partido Socialista ha bajado de 14 a nueve escaños, mientras que Sumar no ha conseguido representación) como un efecto del voto útil que ha representado el BNG, la realidad es que la izquierda se ha hundido en Galicia, en favor del partido nacionalista.

Si Alfonso Rueda es el ganador de la noche en votos y escaños, la vencedora moral ha sido la candidata del BNG, Ana Pontón, que ha llevado a su partido a los 26 escaños, cuando en las elecciones de 2016 se quedó con tan sólo seis representantes en el parlamento gallego.

Feijóo se consolida en el PP con su clara victoria en Galicia. El batacazo de la izquierda es un varapalo a Pedro Sánchez

Si una derrota del PP hubiera tenido consecuencias graves para Feijóo, el batacazo de la izquierda representa un varapalo para el presidente del Gobierno. Estas eran las primeras elecciones que se celebraban con la ley de Amnistía sobre la mesa, que cuenta con el rechazo de la mayoría de los ciudadanos.

Escucharemos a los representantes del PSOE y a los ministros argumentar que en estos comicios Pedro Sánchez no se presentaba, pero el presidente ha puesto toda la carne en el asador para infligir una derrota en Galicia al PP que él no hubiera tenido inconveniente en interpretar en clave nacional

El triunfo en Galicia no sólo supone consolidar el liderazgo de Feijóo, sino que le permite al PP afrontar con moral de victoria las elecciones europeas del mes de junio.

Los números de estos comicios son contundentes. A pesar de perder dos escaños, el PP ha conseguido casi 70.000 votos más que en 2020. Mientras tanto, el Partido Socialista ha perdido más de 56.000 votos y Sumar, si la comparamos con Podemos, ha perdido casi la mitad de los votos (de 51.630 a 26.500). El aumento de la participación, al contario de lo que proclamaba la izquierda, ha beneficiado al PP.

Galicia le ha devuelto el sosiego al PP y, sobre todo, a Feijóo.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

9 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Sr G Abadillo
    Como siga con estas desviaciones le van a expulsar del frente mediático.
    Mire a Alsina como se recompone a la vista de que alguien de la plana mayor del PP esta cada dia en la emisora del ultra Losantos, siguiendo la lineal impuesta por Ayuso.
    Desde que un dirigente de Vox insinuó asuntos turbios en las finanzas de Losantos y se pelearon, Feijoo y los suyos abrazaron, siguiendo a Ayuso, la doctrina del ultra Losantos. Hasta el mismísimo «moderado» Semper mostro su buen grado de sintonía con el locutor.
    Yo tampoco entiendo el entusiasmo con esta victoria pues si no me falla la memoria el PP lleva gobernando Galicia todas las legislaturas menos una. Es lógico estar contentos pero este alborozo como si hubieran ganado la Moncloa es sorprendente.

  2. ¿Vencedor moral? ¿Esta de broma el señor Garcia Abadillo? Lo de moral no lo entiendo, como mucho puede hacer simil con la moral del Alcoyano si cabe. Si esa señora mandara le obligaria a publicar en gallego e intentaria cerrar su periodico. Hay partidos que defienden imperfectamente la pluralidad y hay otros que la persiguen como primer opcion, sin ningun atisbo de reverencia democratica. ¿Vencedor moral por quedarse a 6 escaños de la victoria? A veces los deseos bondadosos pueden ser un salto atavico digno del paternalismo rousseauniano mas temible.

  3. «»»»»»»»»» la vencedora moral ha sido la candidata del BNG, Ana Pontón,»»»»»»»»

    JUST WISHFUL THINKING. Veo que usted no ha digerido todavía que Feijoo no haya sucumbido, a su viernes negro

  4. Usted sr García Abadillo fue de los periodistas que pusieron el grito en el cielo cuando el affaire VIERNES NEGRO DE FEIJOO, con titulares catastrofistas que pensaba usted que iban a afectar profundamente al electorado gallego, pues ya ve, no, no le han afectado, porque los gallegos no se precipitan a juzgar algo que todavía no está claro.

  5. Ha ganado y mantenido el PP en Galicia, pero es equivoca tanta alegría y tanto otorgar mérito a Feijoo. Fejoo solo ko está haciendo regular, tirando a mediocre a nivel nacional, blandito, con unas líneas discutibles, duras con VOX que le da gobiernos y blanda y de compadreo con el Psoe . Se ha ganado Galicia pero en Madrid, a trabajar y no dormirse en los laureles, puede haber anticipadas y alli contra Sánchez es donde hay que ver a Feijoo.-

  6. Es una victoria contundente del PP, de Rueda y de Feijoo.
    Y un mensaje claro a Sánchez, que puede ser el enterrador del PSOE

  7. Ah… Les noto muy suaves con el sanchismo y su descalabro… Y eso de vencedora moral a Pontón, me imagino que será en plan gallego: nadar y guardar la ropa…

  8. En las elecciones gallegas se impuso el relato de los corifeos de la opinión sincronizada gubernamental de si no tenía la mayoría absoluta el PP era un fracaso gallego y de Feijoó a nivel nacional. Lo repitieron tod@s hasta la saciedad confiados en su ocurrencia hasta hacérnoslo creer. así mataban dos pájaros de un tiro.
    Ahora no sé acuerdan de ello y callan con la consigna emitida desde Moncloa que el perdedor ha sido el PS de G (Galicia) Ellos, nunca. Nada entonces del bodrio de ZP o de los ministros y los mítines burlescos de Pedrito…
    Dan risa si el pais no estuviera en juego.

  9. «Si Alfonso Rueda es el ganador de la noche en votos y escaños, la vencedora moral ha sido la candidata del BNG, Ana Pontón.» ¿Qué les pasa hoy? Percibo un desencanto encubierto por la victoria del Sr. Rueda. Las victorias morales confortan a los que pierden pero 50.000 votos más -para confirmar otra mayoría absoluta de PP- no son suficientes para que se reconozca una clara victoria de su candidato. Enhorabuena a todos los gallegos por la tranquila jornada electoral y al Sr. Rueda por su triunfo indiscutible. Que gobierne para todos los gallegos y, aunque esté rodeado por el mar, no escuche los cantos de sirenas.