El Brexit ya está en marcha. El Gobierno británico puso en marcha el proceso este miércoles, con la entrega de la carta en la que solicita abandonar la Unión Europea. No obstante, el proceso de ruptura va para largo, con unas negociaciones que está previsto que se extiendan durante los próximo dos años.

Así, pensar a día de hoy en dar carpetazo a este capítulo parece demasiado prematuro. Pero Ferrovial aspira a convertir el Brexit en agua pasada. Para una compañía que registra más de un tercio de sus ingresos en territorio británico, la incertidumbre abierta por la ruptura de Reino Unido con el mercado común y el desplome de la libra han supuesto notables lastres que han pesado sobre su negocio y, por ende, sobre su rumbo bursátil.

Pero la firma de infraestructuras ha logrado enmendar su marcha y, pese a restar este jueves un 0,43%, se mueve ya por encima de los niveles previos al referéndum en el que el pueblo británico votó a favor de la cortar sus lazos con Europa.

Ferrovial ya ha recuperado en bolsa todo lo perdido tras el referéndum del Brexit

Esta recuperación reposa, en buena medida, en los resultados que la compañía hizo públicos el pasado 27 de febrero y que fueron recibidos en bolsa con su mayor alza en ocho meses. Desde entonces, Ferrovial ha logrado anotarse un 4,5% adicional y son muchos los expertos que aspiran a que el valor siga ganando altura. Citi acaba de elevar el precio objetivo que le otorga hasta los 21,5 euros -un 15% por encima de sus precios actuales, del mismo modo que Fidentiis eleva su potencial de revalorización al 17,64%.

Lo cierto es que Ferrovial cuenta con bastantes bazas para compensar cualquier riesgo en Reino Unido. Sin ir más lejos, el mercado resalta su fuerte posicionamiento en Estados Unidos, en un momento en que se espera que el gobierno de un fuerte impulso a la inversión en infraestructuras.

Pero incluso en Reino Unido Ferrovial podría tener razones para el optimismo. Por ejemplo, en Bankinter señalan los menores riesgos en el mercado británico entre los factores que deberían mejorar el desempeño de la compañía en 2017. «En nuestra opinión, el impacto de la depreciación de la libra será menor en 2017 por un efecto comparativo del tipo de cambio menos adverso que en 2016 y las coberturas sobre divisa», observan.

Tras un 2016 difícil, sus negocios en Reino Unido apuntan a una progresiva mejora

Más allá del impacto divisa, los negocios británicos de Ferrovial presentan hoy unas perspectivas favorables. Como la propia compañía destacó tras presentar sus últimos resultados, inversiones como la de la tercera pista del aeropuerto londinense de Heathrow tienen el potencial de convertir el Brexit en una oportunidad, más que en un riesgo.

«Una de las pocas derivadas positivas del Brexit para Ferrovial fue la aceleración de la decisión para incrementar la capacidad aeroportuaria del sureste de Reino Unido», indica Javier Mielgo, analista de Mirabaud, quien no obstante cree que aún es pronto para dar por segura la construcción de la nueva pista.

Asimismo, la división de servicios de la compañía en Reino Unido, uno de sus grandes lastres durante los últimos tiempos, apunta hacia una progresiva recuperación. «Habiendo implementado una profunda reestructuración de la división, los servicios en Reino Unido deben haber tocado su suelo en 2016», apuntan en Fidentiis. Una visión compartida por Bankinter: «Los márgenes en Reino Unido recuperarán terreno de forma gradual tras un 2016 penalizado por costes de litigios legales y de reestructuración de personal».

Así pues, con independencia del Brexit, los problemas de Ferrovial en Reino Unido podrían convertirse a lo largo de los próximos trimestres en agua pasada.