El senador y diputado autonómico de Podemos por Madrid, Ramón Espinar, ha abierto la puerta este miércoles a un acuerdo de Gobierno que incluya al PSOE y a Ciudadanos. Preguntado sobre la posibilidad de alcanzar un pacto a tres como el que pretende Pedro Sánchez, y del que formaría parte el grupo de Albert Rivera, Espinar ha relajado el veto de su partido a la formación naranja y ha asegurado que esa opción «es mejor que repetir las elecciones».

Espinar es el primer rostro de peso dentro de Podemos que abre la puerta a una opción que el secretario de Organización, Pablo Echenique, calificó esta misma semana como «imposible» y «ciencia ficción». El senador, en declaraciones a la Cadena SER, ha asegurado sin embargo que ambos partidos «se pueden entender» si las conversaciones se producen «en una lógica de debate y conversación real». «Formar Gobierno no es un fetiche, se hace para poner en marcha políticas concretas», ha apuntado en este sentido Espinar, que sin embargo ha insistido en subrayar las diferencias de programa que separan a su formación de la de Albert Rivera.

Albert Rivera, hasta el momento, se muestra más rotundo que Podemos en su rechazo al Gobierno ‘del cambio’

Ciudadanos, de hecho, se ha mostrado hasta el momento más contundente que Podemos en su rechazo a esta opción, bautizada «del cambio» desde las filas socialistas. Rivera, incluso, ha vuelto a insistir este miércoles en Telecinco en que el PSOE «no puede gobernar con 85 diputados» y continúa profundizando en su intento de que los socialistas negocien y se sumen al pacto suscrito por PP y Ciudadanos antes del intento fallido de investidura de Mariano Rajoy.

Discrepancias

El aspirante a liderar Podemos en Madrid, por su parte, ha alertado del peligro de esa alternativa y ha hecho referencia en todo momento a la necesidad de alcanzar «acuerdos grandes» que eviten las terceras elecciones, aunque se ha mostrado escéptico con el interés que el resto de formaciones puedan tener en sellar esos pactos. «Hay más ganas de que Pedro Sánchez sea presidente en Podemos que en el PSOE», ha llegado a afirmar el portavoz de Podemos en el Senado durante una entrevista en la que ha reaccionado también a las tensiones provocadas en las últimas horas por el desencuentro público entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón.

«Nosotros nos peleamos bastante poco, aunque sí debatimos y discutimos sobre la línea política de Podemos», ha asegurado Espinar al hilo de la polémica surgida el martes por la tarde cuando Pablo Iglesias, durante un acto de campaña en La Coruña, reivindicó la línea agresiva que marcó la implantación de la formación morada en España. «El día que dejemos de dar miedo seremos uno más, y ese día no tendremos ningún sentido como fuerza política», declaró el secretario general, dando inicio a una batalla a la que Iñigo Errejón, partidario público de un tono más amable y transversal en la formación, respondió en Twitter.

Un enganchón en el que ya el martes mediaron tanto Espinar como multitud de nombres relevantes dentro del partido, como Pablo Echenique, Irene Montero, Rafa Mayoral o Juan Carlos Monedero.

https://twitter.com/pnique/status/778246575004983296

https://twitter.com/MayoralRafa/status/778243074434691072

Espinar ha restado importancia al desencuentro y ha asegurado que no ve «ningún problema» en las discusiones públicas, aunque ha admitido que «se lo tendrán que mirar» si esta situación se ha percibido como algo distinto a un debate «sano» y que, según el diputado autonómico, «demuestra que estamos vivos».

Guerra interna

En todo caso, Ramón Espinar trata de relativizar una guerra interna a la que no es ni mucho menos ajeno desde que el pasado 12 de septiembre presentase su candidatura a liderar Podemos en Madrid a través de la plataforma Podemos Escucha, una lista respaldada por Pablo Iglesias y en pugna directa con la candidatura que encabezan Rita Maestre y Tania Sánchez con el respaldo de Iñigo Errejón.

Respecto al proceso de primarias, en el que también participará la rama anticapitalista representada por Miguel Urbán, Espinar ha insistido en que no se trata de elegir «entre papá o mamá» sino de «crecer» a través de un proceso «que no hemos planteado en términos competitivos, sino en términos de cooperación».

El discurso de Espinar casa con el ofrecido por Pablo Iglesias a nivel nacional y por Teresa Rodríguez en Andalucía

El diputado por Madrid ha hecho un repaso crítico por el trayecto de la formación morada desde su irrupción en las elecciones europeas de 2014 y ha asegurado que, pese a haber hecho las cosas «muy bien», se han dejado «por el camino» una «organización por construir». Un discurso similar al ofrecido el martes por Pablo Iglesias, en el que reclamaba un partido que no se pierda en la burocracia institucional y que se mantenga activo en la calle e implicado con los movimientos sociales. Un mensaje estudiado, coincidente también con los argumentos ofrecidos en Andalucía por Teresa Rodríguez para convocar su asamblea regional, destinada igualmente a renovar la cúpula directiva del partido en la comunidad.