La situación de interinidad del Gobierno desde diciembre del año pasado complica, sin ninguna duda, la agenda internacional española. El último ejemplo ha sido la firma de los acuerdos de paz de Colombia en Cartagena de Indias, el próximo lunes 26. Finalmente, según ha podido saber El Independiente de fuentes diplomáticas, será el Rey emérito, don Juan Carlos, el que acuda en representación de nuestro país.

El Ejecutivo considera que éste es un «un coste más del no gobierno»

Fuentes gubernamentales señalan que “es un coste más del no gobierno”, lo que también  podría impedir que a la próxima cumbre iberoamericana, también en Cartagena de Indias, de los días 27 y 28 de octubre España vaya “un Ejecutivo con todos los poderes”. Está previsto que a esta cita sí acuda Don Felipe y el que entonces sea presidente del gobierno aunque sea en funciones, esto es, Mariano Rajoy, aunque Exteriores teme “un desgaste” de nuestra imagen internacional.

Después de semanas estudiando quién debía representar a España en la histórica firma, si don Felipe; el presidente en funciones, Mariano Rajoy; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría o el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, se acordó que lo hiciera don Juan Carlos “debido a la situación política interna en España en estas fechas” y también al hecho de que “ha sido el gran valedor de las relaciones con Iberoamérica durante muchos años”.

La firma del acuerdo, al que se oponen los ex presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, se producirá una semana antes de la consulta a la que están convocados los colombianos. En la última semana, los sondeos apuntan a una caída muy significativa de los partidarios del acuerdo.