Horas después de la primera gran derrota de Ciudadanos, su líder Albert Rivera ha comparecido tras la Ejecutiva Nacional de este lunes para valorar los malos resultados de las elecciones autonómicas, que no le dieron ninguna representación en las cámaras de País Vasco o Galicia. “No hemos cumplido nuestro objetivo, no es un buen resultado para nosotros”, comenzó Rivera, que ha pedido un informe técnico  al Comité Electoral del partido para obtener un análisis “provincia por provincia” de cuáles han sido los errores en campaña, en lo que considera una “responsabilidad compartida” entre el partido a nivel nacional y autonómico.

El líder de C’s ha reconocido que no ha habido sorpresas en cuanto a los resultados, puesto que contaban con “expectativas humildes” que finalmente no se han cumplido. Rivera no ha querido entrar en detalles de los errores en que ha podido incurrir la formación, amparándose en que “era difícil”, “no había expectativas muy altas” y en que finalmente no entrado pese a quedarse “muy cerca”; y ha apuntado que tanto Galicia como País Vasco eran “territorios complicados”, al ser la primera vez que se presentaban a unas elecciones y porque lo hicieron “sin coaliciones y sin suma de marcas”.

Albert Rivera también ha achacado los resultados al rápido crecimiento de la formación. “La implantación nacional de Ciudadanos se ha hecho en un año y medio, es muy rápida y muy exitosa”, ha resaltado para reconocer que no han tenido “la fuerza” para entrar en la cámara vasca y gallega.  Ciudadanos obtuvo en País Vasco un 2% del voto y en Galicia un 3,38%, aunque Rivera ha insistido en que no accedieron a un escaño en Álava “por 500 votos” y por un punto en la provincia de Pontevedra. Sobre la organización de la campaña electoral, Rivera ha asumido la responsabilidad –“la Ejecutiva Nacional y yo siempre somos responsables de lo que pasa en mi partido”, ha señalado, para asegurar que “otra cosa es que la responsabilidad sea compartida”.

«El país antes que los debates internos»

En su intervención, Rivera ha aprovechado para criticar la postura de los socialistas, inmersos en una batalla interna que Pedro Sánchez ha intentado zanjar con un Comité Federal el 23 de octubre. “El PSOE tiene que pensar más en su país que en su partido, no puede meterse en debates internos antes de resolver la legislatura”, ha lamentado el líder de la formación naranja.

Rivera ha apelado a la “autoridad” que le dan los acuerdos que tiene con los socialistas a en varias comunidades para pedirle que “piense en el desbloqueo institucional”, en un momento en el que el PSOE “no parece que esté buscando soluciones, sino abrir una batalla interna”.

Así, el presidente de Ciudadanos ha invitado a Sánchez a aclarar “el papel del PSOE estos días, si va a favorecer el desbloqueo o se va a meter en una batalla de primarias”. También ha lanzado un mensaje al PP, animando a Mariano Rajoy a ejercer un papel «proactivo» en este escenario, y ha propuesto el acuerdo de 100 propuestas firmadas con el PSOE «como base de negociación» para facilitar un acuerdo de investidura.