Los abogados de los acusados por las tarjetas black han pedido al tribunal que juzga a los 66 usuarios de este sistema de pago que expulsen de este juicio a Bankia y al Frob al negar que sean perjudicadas por el gasto de 12 millones que se hizo con estas Visas desde el 2003 hasta el 2012.

El abogado de Estanislao Rodríguez Ponga, Hilario Rodríguez Marques, es el encargado de defender este alegato que ha sido apoyado por los letrados de Miguel Blesa y Rodrigo Rato. En su informe ha recordado que los gastos de las tarjetas opacas han sido abonados por Caja Madrid y que Bankia nació por la fusión de siete cajas y el Frob aparece por «haber intervenido en el proceso de saneamiento» de Bankia.

Por ello, este abogado sostiene que el FROB y Bankia no pueden actuar como perjudicadas «al mismo tiempo». «Es imposible, y es también una especie  de ataque a bulto».

Nuevos documentos

Por su parte, Bankia ha presentado centenares de correos electrónicos para acreditar que el antiguo director financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj era el que gestionaba las tarjetas al margen del circuito ordinario del banco. También han aportado un informe pericial para intentar desmontar la posición de algunas defensas que no reconocen como suyos los gastos de sus Visas.

Esta vista ha comenzado con casi una hora de retraso por problemas de organización. La sala de vistas tiene una capacidad para 150 personas y está llena a rebosar.

La espera

Los acusados han sido los últimos en entrar y han ocupado sus sillas que se les había reservado con sus nombres. Durante la larga lectura de los informes de las acusaciones, los imputados han pasado el rato revisando sus móviles. Antes en el hall de la sala de vista de la Audiencia Nacional Blesa y Rato y el resto de los acusados han intercambiado algunas palabras.