Mañana a las 12.00 horas comenzará a trabajar la gestora que se ha hecho cargo del PSOE. No hay tiempo que perder. Son muchos los retos que tienen por delante. Los más importantes: parar la sangría interna por la fractura del partido y reorientar la estrategia ante la decisión que se tendrá que tomar sobre si facilitar o no el gobierno de Mariano Rajoy. ¿Pero quién manda ahora en el Partido Socialista? Susana Díaz ha conseguido colocar a dos de los suyos -además de al propio Javier Fernández-, al igual que Guillermo Fernández Vara. A ellos hay que sumar un valenciano y una canaria, del bloque ‘rebelde’.

La federación andaluza, que cuenta con 45.000 militantes, está representada en la gestora por dos personas de la confianza de la presidenta. La más destacable Mario Jiménez (Moguer, Huelva, 1971), cuyo nombre aparece inmediatamente después del presidente asturiano. Diplomado en Economía, es portavoz del grupo parlamentario socialista en Andalucía desde 2013 y fue secretario general del PSOE de su provincia entre 2008 y 2012. Es un conocido hombre de confianza de Díaz. Junto a él, María Jesús Serrano Jiménez. Diputada por Córdoba, fue consejera de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio de la Junta de Andalucía entre 2013 y 2015.

Susana Díaz coloca en la gestora a dos personas de su confianza, Mario Jiménez y María Jesús Serrano

Junto a la federación más poderosa de España, cobra protagonismo la extremeña. Guillermo Fernández Vara ha introducido a dos de los suyos en la gestora, algo que puede llamar la atención teniendo en cuenta que esta comunidad aporta tan sólo 10.000 militantes al partido. No obstante, hay que recordar que Guillermo Fernández Vara fue de los primeros en plantar cara a Pedro Sánchez. En la mente de todos aquellas declaraciones donde exclamaba: «Quien es el guapo que le diría que no a Rajoy con 170 escaños». El líder extremeño se ha pronunciado este domingo después de dura jornada del Comité Federal y ha dicho: «Yo que el PP estaría bastante preocupado porque el PSOE aspira a ganarle». También ha querido dejar claro que el PSOE tiene que trabajar para recuperar un proyecto autónomo ganador y no puede ir a las elecciones pensando en ganarle a las encuestas o ganarle a Podemos, sino «pensando en ganarle al PP», para que los socialistas puedan volver a gobernar España.

La primera propuesta del presidente extremeño para la gestora es una ingeniera técnica informática: su secretaria de Organización y diputada por Badajoz, Ascensión Godoy.  Le sigue Soraya Vega, quien a sus 28 años, fue secretaria de organización en la agrupación local de Juventudes Socialistas de Don Benito. Como curiosidad: fue uno de los primeros lugares donde Pedro Sánchez comenzó a pensar que tenía opciones para convertirse en secretario general.

De la mano Ximo Puig, aparece en la lista José Enrique Muñoz Lladró portavoz de PSVP en las Cortes. Miembro del Comité Nacional del PSPV-PSOE, tiene 31 años y es licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas. Puig, uno de los miembros de la Ejecutiva que dimitió el pasado miércoles, ha asegurado este domingo que la imagen dada por su partido «no fue la más gratificante». A su vez, ha pedido perdón a militantes y votantes y ha afirmado que el PSOE «necesitaba un ‘big bang’ y se ha producido» con la dimisión de Pedro Sánchez.

También se incluye dentro del grupo de los rebeldes a la presidenta del PSOE de las Islas, María Dolores Padrón Rodríguez, quien desde 2010 ha sido diputada autonómica en varias legislaturas.

Extremadura gana poder e introduce a dos de los suyos en el órgano permanente

Entre los más afines a Pedro Sánchez, se pueden contar: Francesc Antich (Baleares), hombre de Francina Armengol, y Francisco Ocón Pascual (La Rioja), secretario de Organización de la federación de la que procede César Luena. El primero, ex presidente del archipiélago (1999-2003 y 2007-2011), ya se ha pronunciado sobre la gran cuestión que acorrala al Partido Socialista. «Hay un acuerdo muy claro por parte del Comité Federal que ha dicho que ‘no’ a un Gobierno del señor Rajoy (…) si eso se tiene que cambiar (…) se tendría que escuchar a la militancia», ha declarado esta mañana Antich a su regreso a Mallorca tras participar este sábado en la reunión del Comité Federal del PSOE, por la que ha pedido «disculpas tanto a los ciudadanos como a los militantes».

Antich ha explicado que en la comisión gestora sostendrá la postura que los socialistas de Baleares defendieron este sábado en Madrid: que el partido promueva un «gobierno alternativo» al del PP y que se convoque un congreso extraordinario «lo antes posible» para que los militantes socialistas decidan sobre el futuro del partido. Esta misma postura también ha sido manifestada por Francisco Ocón. El número dos del PSOE riojano ha reconocido que el Comité fue «muy difícil» y «duro en las formas» en algunos momentos, lo que motivó que se visualizaran unas relaciones internas «francamente deterioradas».  No obstante, urge a dar voz a la militancia socialista, como única forma de solucionar el problema que ha surgido en el partido.

Para finalizar, Ricardo Cortés Lastra (Cantabria). Cortés tomó posesión como diputado en el Congreso tras la dimisión de Puerto Gallego, imputado por el Tribunal Supremo. También fue eurodiputado entre 2009 y 2014. Rosa Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno cántabro, se mantuvo fiel a Sánchez tras la dimisión de los 17 el pasado miércoles.