Mariano Rajoy se queda en tierra. El presidente del gobierno en funciones «no podrá» acudir a la XXV Cumbre Iberoamericana que se celebra en Cartagena de Indias (Colombia) los días 28 y 29 de este mes, han informado a El Independiente fuentes gubernamentales. El previsible debate de investidura, si es que finalmente hay abstención, total o parcial, del PSOE, le impide ir a una cita a la que le hubiera gustado presentarse con todas las competencias de un presidente en plenitud de funciones.

Y no sólo no puede acompañar a los Reyes en este viaje sino que, además, tampoco puede ir cualquier ministro en su sustitución. El titular de Exteriores, José Manuel García Margallo, que sería el «suplente» natural, tiene que votar en la investidura, al igual que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro del Interior, Jorge Fernández díaz; el de Educación, Íñigo Méndez de Vigo; la de Empleo, Fátima Báñez; la de Agricultura, Isabel García Tejerina, el de Justicia y Fomento, Rafael Catalá. Todos ellos son diputados y tienen que respaldar a Rajoy en la investidura. No les sobra ni un voto.

La «quiniela» de acompañantes se limita a De Guindos o Morenés

En definitiva, la quiniela queda limitada a dos ministros sin escaño en el Congreso de los Diputados: el de Economía e Industria, Luis de Guindos, y el de Defensa, Pedro Morenés.

La decisión se ha tomado después de muchas dudas, hasta el punto que hoy mismo por la mañana todavía continuaba marcado en la agenda presidencial. Que Rajoy suspenda el viaje no significa que Moncloa dé ni mucho menos por descontada la abstención del PSOE. No dudan de la voluntad del presidente de la comisión gestora, Javier Fernández, pero otra cosa es que el comité federal socialista no acabe saltando por los aires en su próxima reunión.

Hoy siguen las mismas dudas que ayer y también que el viernes, cuando Rajoy confesó a varios ministros que la abstención socialista que le tiene que abrir la puerta a la formación del próximo Gobierno «no es fácil».

La decisión del Rey de convocar una ronda con los partidos los próximos días 24 y 25 no es un indicativo de que se desbloquea la situación «sino que sigue los mismos pasos que tras el 20-D, cuando también se reunió con los representantes políticos para certificar que no había posibilidades de una investidura y se iba de forma automática a unas nuevas elecciones», dicen fuentes parlamentarias.

Rajoy propone llevar a Barcelona la próxima reunión del Patronato del Instituto Cervantes

Rajoy ha tenido ocasión de estar hoy con el Rey durante la reunión del Patronato Cervantes. Políticamente, lo más significativo ha sido el anuncio de citar el próximo Patronato en Barcelona, siguiendo la estrategia de «incrementar la presencia del Estado en Cataluña», indicaron en el entorno del presidente. Rajoy explicó que “en atención a la letra y el espíritu de la obra de Cervantes, una de las próximas reuniones de este Patronato pueda tener lugar en una ciudad tan cervantina como Barcelona. Sería, sin duda, el homenaje debido tanto a la letra y el espíritu de Cervantes como a la riqueza cultural que, vivamos donde vivamos, nos une como españoles”.