La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha rechazado este jueves por unanimidad la recusación del presidente del Tribunal Supremo y del órgano de gobierno de los jueces, Carlos Lesmes, planteada por la magistrada Margarita Robles en el recurso de reposición contra el acuerdo del pasado 27 de julio por el que, tras su elección como diputada en Cortes, se la declaró en la situación de servicios especiales en la carrera judicial en la categoría de magistrada. El rechazo se produce al no aportarse «elemento fáctico» que acredite la enemistad manifiesta aducida.

Según ha informado en una nota el CGPJ, la decisión ha sido tomada por los vocales Mar Cabrejas, Álvaro Cuesta, Nuria Díaz, Juan Martínez Moya, Gerardo Martínez Tristán, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda, que han deliberado sobre este punto después de que el presidente abandonara la reunión de la comisión permanente.

Robles, que había recurrido sólo la última parte del acuerdo del 27 de julio, al considerar que debe conservar la categoría de magistrada del Tribunal Supremo, recusó al presidente del TS y del CGPJ –uno de los cinco miembros de la Permanente que votó a favor del mismo- alegando la existencia de “enemistad manifiesta” por parte de Lesmes y asegurando que éste había emitido juicios críticos hacia ella ante varias personas, “incluidos dirigentes políticos de este país, a las que se han transmitido críticas y descalificaciones”.

«Hechos genéricos»

Por su parte, en su escrito de alegaciones, Lesmes negó la causa de recusación y señaló que la magistrada “aduce unos hechos genéricos, escuetos, vagos, sin aportar elemento probatorio alguno”, y añadió que ésta ya conocía la composición de la comisión permanente cuando solicitó la excedencia voluntaria para concurrir a las elecciones generales, sin que entonces alegara la existencia de causa de recusación, lo que solo hizo cuando apreció que los acuerdos de la permanente le eran desfavorables.