El líder del PSC y candidato a las primarias de la federación, Miquel Iceta, ha vuelto este viernes a insistir en su ‘no’ a Mariano Rajoy y ha advertido al PSOE de que una abstención pasará factura al partido en las urnas, y que se pasaría del sorpasso al «repaso» a los socialistas en los próximos comicios.

Iceta, en una entrevista en Telecinco en el último día de campaña de primarias, ha cerrado filas y ha asegurado que gane quien gane las primarias de los socialistas catalanes, Nuria Parlón o él mismo, el «no» seguirá vigente puesto que permitir un gobierno popular resultaría «incomprensible». «Nosotros (el PSC) votaremos que no. No es que rompamos la disciplina, es que mantendremos la coherencia», ha señalado. Esta postura le acercó en su día a la dirección del partido y al ya ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Ahora, con su caída, se ha convertido en un acto de resistencia dentro del partido, al que se han unido otros dirigentes como Francina Armengol o Susana Sumelzo.

El dirigente ha ironizado con que en realidad es él quien está «defendiendo la posición del PSOE», ya que «en el último comité federal no escuché ni una voz a favor de la abstención. La última vez que se habló de esto, se abogaba unánimemente por el ‘no'».

Iceta también ha advertido a la gestora de que si va a «cambiar de posición sin consultar a la militancia», el PSC consultará a su Consejo Nacional, y ha recordado que la militancia es partidaria de no favorecer al PP.  Ni siquiera la abstención mínima podría evitar «el problema de fondo», un problema de imagen, a su entender, por el que «el PSOE aparecerá como el partido que ha permitido un Gobierno del PP y eso limitará sus posibilidades de hacer oposición».