El caso Púnica provoca la dimisión de un alto cargo del Gobierno de Cristina Cifuentes. Carlos López Jimeno ha presentado este jueves su dimisión como director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid después de que su nombre haya aparecido en el sumario de la causa que dirige el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional a raíz de las pesquisas que lleva a cabo la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Dos son los hechos por los que se investiga a López Jimeno. En primer lugar, por su supuesto papel de intermediación para que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares otorgara un contrato de suministro eléctrico a la empresa francesa Cofely, motivo por el que la trama habría abonado una mordida de 60.000 euros al ex alcalde de esa localidad madrileña y hoy diputado en el Parlamento autonómico Bartolomé González.

Cono adelantó el diario digital Vozpopuli, la Guardia Civil también investiga al hasta ahora director general de Industria a cuenta del dinero que la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid -de la que él era patrono- ingresó a una empresa (Alba Ingenieros Consultores SL) de la que el alto cargo era accionista con un 20%. La cuantía roza los 200.000 euros entre 2008 y 2012, según El Mundo.

López Jimeno dice que nunca ha realizado actuaciones contrarias a la ley o a la ética

En un comunicado difundido este jueves, Carlos López Jimeno asegura que las informaciones publicadas en los últimos días sobre su persona «recogen infamias» sobre él, «fruto de informes policiales plagados de inexactitudes». «Porque bajo ningún concepto quiero perjudicar ni al Gobierno de la Comunidad de Madrid ni a mis compañeros, he tomado esta decisión para poder defender mi honor y mi trabajo a lo largo de estos años», añade.

El hasta ahora alto cargo asegura tener «la conciencia totalmente tranquila al no haber realizado nunca ninguna actuación contraria a la legalidad ni a la ética» y después de haber dedicado 16 años de su carrera profesional «a trabajar por mejorar la vida de los madrileños en la labor que me ha sido encomendada por los distintos gobiernos de la Comunidad de Madrid».