El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha respondido por escrito a los ocho líderes regionales que le han pedido que la abstención a la investidura de Rajoy sea solo de once diputados que “no cabe debate alguno” sobre esa cuestión, dada la “firmeza” de la resolución del Comité Federal del domingo.

Fernández les recuerda que el Comité Federal “adoptó, tras un largo debate, un acuerdo claro y firme”, que a continuación fue trasladado a la dirección del grupo parlamentario. Añade, según informa Efe, que “dada la firmeza del acuerdo adoptado, no cabe debate alguno sobre su eventual modificación por parte de los secretarios generales”.

Los líderes socialistas de ocho federaciones que apoyan el “no” a Mariano Rajoy enviaron previamente una carta al presidente de la gestora, Javier Fernández, para que la abstención no sea en bloque, sino del mínimo de diputados necesarios, con el fin de no agrandar más la división en el PSOE.

Los dirigentes que firman el escrito son Francina Armengol (Baleares); Idoia Mendia (País Vasco); César Luena (La Rioja); Luis Tudanca (Castilla y León); Sara Hernández (Madrid); Rafael González Tovar (Murcia); María Chivite (Navarra) y Manuel Hernández (Ceuta).

En el texto se afirma que la abstención mínima (o técnica) “reforzaría el sentido político” de la acción del PSOE y sería “claramente beneficiosa en el objetivo compartido de empezar a superar la situación de división actual”. “Todos somos conscientes de la dificultad de esta situación y pretendemos ayudar a superarla con el menor coste para el PSOE”, subrayan los secretarios generales territoriales.

Miquel Iceta, Eva Díaz Tezanos y Pilar Cancela no se han sumado a la iniciativa

La iniciativa responde a la postura sostenida por la gestora de que la abstención a Rajoy acordada por el Comité Federal tiene que ser en bloque y todos los diputados están obligados a acatar la disciplina de voto. Los promotores admiten que los delegados del máximo órgano del partido que se han inclinado por la abstención “lo han hecho convencidos de que hacían lo correcto” y que esta postura “no supone, en ningún caso, un acuerdo de legislatura, ni un acercamiento al PP”.

Por ello, subrayan que la abstención “se ha defendido y aprobado como un mal menor para evitar terceras elecciones y para eso no es necesario que todo el grupo socialista se abstenga”. Los firmantes aseguran que son “conscientes de las dificultades” que entraña la situación que atraviesa el partido, pero remarcan su “ánimo de ayudar a superarla”. Recuerdan que el partido ha sufrido una convulsión en el último mes debido a la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y a la celebración de numerosas asambleas en las que los militantes han expresado su rechazo a Rajoy.

Aunque admiten que el Comité Federal aprobó por mayoría la abstención -139 frente a 96-, añaden que “no es menos cierto que un 40% de sus miembros mantuvieron su voto en contra”. “Estos tres argumentos -subrayan- dan buena muestra de la fuerte tensión a la que se ha visto sometida nuestra organización con este cambio de posición y la división que dicho cambio está generando en el seno del partido”.

A la carta no se han sumado otros líderes de federaciones que rechazaron la vía de la abstención en el Comité Federal y que defienden el no a Rajoy. Es el caso del líder del PSC, Miquel Iceta, la secretaria general del PSOE de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, y la presidenta de la gestora en Galicia, Pilar Cancela.