Mariano Rajoy está a sólo un paso de volver a ser investido presidente gracias a la abstención del PSOE en la votación del debate de investidura. De esta forma, se pondrá fin a un bloqueo político que ha durado casi once meses  y que se ha plasmado en las intervenciones de los representantes de los principales partidos:

  • «¿Qué parte del «no», no ha entendido Rajoy? Desbloquee la situación: o se presenta o deje que intentemos un Gobierno progresista o reformista». Pedro Sánchez, fiel defensor del «no» a Rajoy hasta el punto de costarle la Secretaría General de su partido, le insistía al candidato popular que moviera ficha y decidiera si se presentaba o no a la investidura un mes después de las elecciones del 20 de diciembre. Lo hacía a través de las redes sociales y dejando claro que el PSOE no apoyaría su investidura.

  • «El señor Felipe González tiene el pasado manchado de cal viva». Durante el primer debate de investidura, el líder de Podemos hacía referencia al pasado más oscuro del PSOE tras un desencuentro con Pedro Sánchez, despertando la ira de toda la bancada socialista.

  • «Fluyen el amor y la pasión en la política española. Pedro, sólo quedamos tú y yo», decía el líder de Podemos en un tono distendido durante la segunda sesión del primer debate de investidura. Lo hacía sólo 48 horas después de las duras referencias al ex presidente del gobierno socialista que tantas críticas le provocaron, volviendo a tender la mano a Pedro Sánchez ante la posibilidad de volver a las negociaciones.

  • «Usted no pide dinero a los bancos porque se lo da Maduro». Con estas palabras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acusaba al líder de Podemos de estar vinculado al régimen de Venezuela durante el primer debate electoral entre los cuatro candidatos a la Presidencia, retransmitido por televisión.

https://www.youtube.com/watch?v=wfp2t9dpYz8

  • «Aquí no se viene a hacer prácticas, se viene aprendido». Rajoy también tuvo un gran protagonismo durante el debate a cuatro y aprovechó la «juventud» de los nuevos partidos para presumir de experiencia en el cargo y defender así un nuevo gobierno del Partido Popular.
  • «Sería usted un pésimo presidente para los intereses generales de los españoles», le espetó Rajoy al entonces líder de la oposición, Pedro Sánchez, para continuar después explicando sus medidas sociales.

  • «Dejemos atrás el rencor de los del sorpasso y vamos a dar una sorpresa ganando a Rajoy». Aproximándose las elecciones del 26 de junio, el entonces secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, insistía en un mitin en Villanueva de la Serena (Badajoz) en que su partido podía ser la primera fuerza política en la siguiente cita electoral y lanzaba este mensaje a todos los «votantes progresistas».
  • «Es usted el chicle de McGyver, sirve para todo». Durante el segundo debate de investidura, Iglesias acusaba al líder de Ciudadanos de ofrecerse a pactar tanto con el PP como con el PSOE y criticaba que, con ello, había perdido credibilidad:»Ha escrito su epitafio: “Perdí la credibilidad, por Dios y por España”, ironizaba Iglesias.
  • «Nos vamos a llevar bien porque no nos queda otra, y porque está bien hacer amigos de vez en cuando». De esta forma, Rajoy agradecía en el segundo debate de investidura la «buena voluntad» de Rivera para lograr el acuerdo de las 150 reformas necesario para que la formación naranja votase a favor de la investidura del candidato popular.
  • «Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que fuera». En el tercer debate de investidura, celebrado el pasado jueves, Pablo Iglesias defendía las movilizaciones sociales a la vez que arremetía contra los diputados de PP y PSOE, provocando el enfado general de la Cámara.