El Independiente se identifica con una sociedad civil, madura, que aspira a construir un país moderno, y con ese fin asume su responsabilidad social «sin discriminar los hechos ni ocultarlos ni disfrazarlos». Así ha explicado Casimiro García-Abadillo, la «necesidad» de la existencia del nuevo medio digital que dirige. En el contexto político, social y económico en el que nos encontramos «era necesario un medio que apelara a la esencias del periodismo», con un presidente del Consejo, el ex ministro Eduardo Serra, que» representa el espíritu de diálogo que nuestro medio quiere abanderar».

García-Abadillo ha hecho estas consideraciones durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación en un desayuno informativo en el hotel Ritz. En presencia de representantes del PP, PSOE y Ciudadanos y asistido por la adjunta al director, Victoria Prego, y por Manuel Campo Vidal, que le ha presentado, ha defendido que su intención no es dar «lecciones a nadie», pero «tenemos claras las ideas y vamos a ser  fieles a nuestro compromiso con los lectores».

Jose Manuel Villegas y Andrea Levy, en un momento del desayuno.

Jose Manuel Villegas y Andrea Levy, en un momento del desayuno. EFE

En un momento en que la crisis ha azotado con especial vehemencia a los medios de comunicación, no hay que olvidar que, como pieza básica de las sociedades democráticas, «tienen una responsabilidad social y deben asumir unos principios además de ser voz de alarma contra la corrupción y los abusos del poder», reto diario de El Independiente. Entre los presentes se encontraba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; los dirigentes del PP Fernando Martínez Maillo, Javier Maroto, Andrea Ley e Iñaki Oyarzabal, entre otros; del PSOE, como las disidentes Margarita Robles y Susana Sumelzo, o de Ciudadanos, en su caso,  José Luis Villegas, Begoña Villacís, Patricia Reyes y Luis Salvador, aparte de representantes del sector económico, empresarial y del mundo del derecho y la judicatura.

‘Buscar la verdad por encima de todo’

Tras admitir que los medios deben ser rentables, ha apelado a que su objetivo último es «buscar la verdad por encima de todo», con un modelo de periódico digital que se sale de la norma al centrarse en la formación política y económica, con espacio para el ocio, que busca «calidad y credibilidad», también «información, análisis y opinión» huyendo del sensacionalismo por muchas visitas que ello genere.

El Independiente entronca con el liberalismo español «que ha luchado por el progreso, la libertad y la democracia», todo ello a sabiendas de que en los últimos cinco años, ha recordado García-Abadillo, mas de 5.000 periodistas, solo en Madrid, se han visto afectados por eres sin contar con la desaparición de muchos medios. «Dicen que tenemos mucho valor, pero no somos ni héroes ni temerarios; cuando lo pensamos, solo queríamos poner en marcha un periódico, nada más ni nada menos que un periódico», ha sentenciado el director del nuevo medio, con poco más de un mes de vida.

García-Abadillo ha recordado la máxima de Jefferson de que es mejor una sociedad con periódicos y sin gobierno, que con gobierno y sin periódicos. Pero, para que el ejercicio del derecho a la información sea real, los medios no debe actuar como agentes activos, posicionándose a uno u otro lado o «primando informaciones en función de intereses no confesados», que es la percepción que tienen no pocos ciudadanos. En este sentido, la reciente entrevista que Pedro Sánchez concedió en el programa Salvados (La Sexta) le ha servido de argumento para denunciar que la sociedad «se ha acostumbrado al sectarismo». El ex líder socialista señaló la existencia de poderes fácticos empresariales y mediáticos para apartarle de la secretaría general, «y a nadie parece haberle sorprendido».

No ha criticado el posicionamiento editorial de los medios, «que resulta saludable», como el hecho de que la opinión cruce «la línea roja de los hechos y condicione la manera de contarlos».

Con el apoyo entusiasta de la adjunta al director, Victoria Prego, que apeló a la figura, hoy extinguida, del editor de prensa, ha defendido  García-Abadillo un modelo accionarial basado en que los periodistas del medio controlen el 51 por ciento de las participaciones como garantía de independencia, el hecho de se busque la influencia y no la masificación, y la tranquilidad de aquellas empresas que no van a ser atacadas aunque no se publiciten en El Independiente.

Ha sido interrogado el director de El Independiente por el cambio de propiedad de su antigua casa, Unidad Editorial. En este sentido, cree que El Mundo «debe seguir existiendo»; del mismo modo, ha deseado que «no le vaya mal» a El Español. En cuanto a su análisis de la actualidad política ha apelado a que el PSOE abandone las luchas internas, considera que el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy se sostendrá sobre tres pilares fuertes, a saber, Soraya Sáenz de Satamaría, Luis de Guindos y María Dolores Cospedal, y señala que Ciudadanos hubiera tenido mas visibilidad entrando en el Gobierno, un Gabinete que debería tener «pocas líneas rojas, pero muy potentes», además de la posibilidad de «hacer un país mejor con la ayuda de Ciudadanos y del PSOE».