La diputada aragonesa Susana Sumelzo, una de los 15 diputados socialistas que el pasado sábado votó «no» a la investidura de Mariano Rajoy, ha sido relevada como coordinadora de los parlamentarios nacionales del PSOE de Aragón. Así lo ha anunciado la secretaria de Organización del PSOE Aragón, Pilar Alegría, tras participar en una reunión ordinaria de los diputados y senadores del PSOE aragonés con el secretario general regional, Javier Lambán.

Sumelzo, que no ha asistido a la reunión, será sustituida por el diputado Óscar Galeano, que a partir de ahora se encargará de coordinar la labor de los parlamentarios nacionales del PSOE aragonés. En rueda de prensa, Alegría ha subrayado que esta decisión responde a la «normalidad» del funcionamiento del partido y ha negado que guarde relación con el voto en contra de Sumelzo en la sesión de investidura del pasado día 26, en contra de la decisión del Comité Federal del PSOE que apostó por la abstención que permitía a Mariano Rajoy seguir al frente de La Moncloa.

Cada legislatura se elige a un parlamentario para esta función «con toda la normalidad», ha destacado la secretaria de Organización del PSOE de Aragón, que ha incidido en que «no es una cuestión de relevar a nadie».

En cualquier caso, Alegría ha señalado que quien no comparta las decisiones del partido debe decidir «si le interesa seguir». «El escaño socialista no es de uno mismo, sino de las siglas de este partido», ha dicho en alusión a los 15 diputados del Grupo Socialista del Congreso que han votado en contra de la investidura de Mariano Rajoy, desoyendo la directriz de la Gestora federal, que acordó abstenerse: «Si en un momento determinado no compartes las decisiones que democráticamente se adoptan en el PSOE, ahí entra también la decisión personal de cada uno, si le interesa seguir haciéndolo bajo las mismas siglas que en su día le representaron o no», insistiendo en que «eso entra en la decisión de cada uno».

Ha continuado afirmando que el PSOE tiene 137 años de historia, sus normas y reglamentos están «refrendados» y «elaborados por todos, aceptados democráticamente, y si llega el momento en que no compartes las decisiones que democráticamente se eligen, tienes que decidir si quieres seguir ejerciendo la política pero, a lo mejor, no en las siglas de un partido como el PSOE», recalcando que «ahí también entra la voluntad personal de cada uno».

Expediente

Alegría ha recordado que tanto a Sumelzo como a los otros 14 parlamentarios nacionales del PSOE que «no acataron el designio del Comité Federal» para abstenerse en la investidura de Rajoy se les ha abierto expediente. «Dejemos que las cosas sigan su curso», ha planteado la ‘número 2’ del PSOE aragonés.

Ha señalado que «hay que dejar actuar a los distintos órganos», en este caso la Gestora federal o el Grupo Parlamentario. «Nuestros reglamentos y normas no están inventadas hace un día, este partido tiene muchos años de historia y la forma de ordenarnos es conocida por todos», subrayando que «a nadie nos obligan a ser cargo del PSOE». Ha recordado que cuando un cargo público incumple las normas del Comité Federal «hay una sanción», lo que asumen y respetan todos los cargos del PSOE.

La secretaria de Organización ha dejado claro que «Susana Sumelzo es una compañera más», haciendo hincapié en que el PSOE aragonés trabajará «con todos» en el ámbito nacional. «Si los Grupos siempre han sido decisivos para marcar la impronta política, en una situación de minoría que el PP tiene en el Congreso, el papel de oposición firme y constructiva del PSOE va a ser fundamental», ha apostillado.