La nueva ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha decidido estrenar el cargo contactando con las misiones militares en el exterior a través de videoconferencia. Su idea es presentarse mañana ante los 2.235 militares desplegados en un total de 13 misiones fuera de nuestras fronteras. La videoconferencia se realizará desde el cuartel de Retamares, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde se ubica el Estado Mayor de la Defensa y desde donde se dirigen estas misiones.

Cospedal estará acompañada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, y aprovechará para mantener un encuentro con la cúpula militar en el que fue el antiguo Cuartel General de la OTAN en Madrid, donde se ubican, además, el Mando Conjunto de Operaciones Especiales, el mando de Ciberdefensa y el centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), esto es, el corazón de la Defensa de España.

La ministra se reunirá también con la cúpula militar en el cuartel de Retamares

Se tratará de un primer contacto que irá seguido de una visita a alguno de los contingentes las próximas Navidades, tal y como es tradicional. España tiene militares desplegados en Irak, en El Líbano, en Mali, Somalia o Senegal, donde lucha contra el Estado Islámico en la Coalición Internacional. También juega un papel activo en el control de la inmigración en el Mediterráneo.

En plena polémica por su continuidad o no al frente de la secretaría general del PP a partir del congreso nacional del partido, que se celebrará en febrero, la también presidenta de los populares castellanomanchegos ha decidido asumir su nueva responsabilidad sin atender al maremoto organizado a su alrededor, atribuido en buena parte a «fuego amigo».

Preparación del congreso del PP

Estos días también deberá abordar la preparación de la próxima cita congresual del PP, que lleva casi dos años de retraso. De aquí al viernes tiene previsto trabajar junto con los vicesecretarios en el diseño del congreso, esto es, la composición del comité organizador, los textos que se someterán a debate y el perfil de los ponentes, para lo que se suele atender a criterios territoriales de cara a que se sienta representado todo el partido. El próximo lunes 14, el máximo órgano entre partidos, la Junta Directiva Nacional, convocará formalmente el XVIII Congreso, que se celebra en Madrid, y para el que no se prevé una gran revolución interna.