La alerta por tsunami en Fukushima tras el terremoto de magnitud 7,4 en la escala de Richter que ha sacudido Japón fue levantada por las autoridades del país, que informaron que no hay víctimas ni daños reseñables.

Las centrales nucleares de la zona funcionan con normalidad y apenas registraron incidencias.

Con la mirada puesta en el seísmo de 2011, la Agencia Meteorológica Nipona (JMA) emitió una alerta para las prefecturas de Fukushima, Ibaraki, Aomori, Miyagi, Iwate y Chiba y recomendó la «evacuación inmediata» de la primera ante la «inminente» llegada de un tsunami. Se esperaban olas de hasta tres metros. «Evacuen inmediatamente las regiones costeras hacia un lugar seguro en zonas altas o búnkeres» porque «se espera que las olas golpeen repetidamente» causando un «extenso daño», recogía el comunicado.

Finalmente, desde Fukushima han informado de que se han observado olas de 1,40 metros en Sendai, de 90 centímetros en el puerto de Soma y de 60 centímetros en el puerto de Onahama. Más atención han acaparado las olas de más de un metro que han golpeado la costa cerca de la planta nuclear de Daini.

Las plantas nucleares situadas en las zonas afectadas, entre ellas la central de Fukushima, no se han visto dañadas por el momento

Las plantas nucleares situadas en las zonas afectadas, entre ellas la central de Fukushima, no se han visto dañadas por el momento, según ha informado la cadena pública NHK. El único problema del que se ha tenido constancia ha ocurrido en la central nuclear de Fukushima 2, donde el sistema de refrigeración de combustible se ha parado durante una hora. No obstante, la situación no se ha considerado peligrosa porque en la central han logrado activar un sistema alternativo, según la cadena pública.

La Agencia Meteorológica Nipona (JMA) ha detallado que la sacudida se ha producido a las 5:59 (20:59 GMT) a 67 kilómetros al noreste de la localidad de Iwaki (a unos 200 de Tokio) y una profundidad de 10 kilómetros. El terremoto se ha sentido en la capital y no se han realizado reportes de daños materiales o humanos. No obstante, los servicios de tren del este del país han quedado inmediatamente suspendidos tras el seísmo.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, de viaje oficial en Buenos Aires, declaró que había dado instrucciones a los miembros de su Gabinete en Tokio para que recabaran «la información necesaria» y aseguraran absolutamente «la seguridad». Mientras, el portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, explicó que el proceso de evacuación se había llevado de manera adecuada y pidió a los afectados que siguieran de cerca la información.

Fukushima

Imagen de Fukushima de la cadena NHK.

Fukushima fue escenario en 2011 del peor accidente nuclear de la historia, junto al de la central ucraniana de Chernóbil. El 11 de marzo de aquel año un seísmo de magnitud 9,0 provocó un tsunami de olas de hasta 14 metros, que causaron un desastre nuclear en la central de Fukushima. Aquel día la central registró un nivel de radiactividad 1.000 veces superior al permitido.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores.