El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado este martes, frente al anuncio de Ciudadanos de que el Ejecutivo ha aceptado un techo de gasto presupuestario para el próximo año superior al actual, que mantendrá las políticas de control del gasto, y ha alertado de que «todo el mundo dice muchas cosas». Incluso el portavoz de la formación naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha negado que su partido haya hecho «ningún anuncio sobre ningún compromiso» del Gobierno para aumentar el techo de gasto de 2017.

Rajoy se ha referido a los objetivos del techo de gasto que debe tramitar en breve el Consejo de Ministros en declaraciones a los periodistas antes de presidir una reunión con los senadores del PP. El jefe del Ejecutivo ha sido preguntado por el anuncio realizado ayer por la portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso, Melisa Rodríguez, de que el Gobierno ha asumido plantear un techo de gasto en 2017 superior al de 2016 y se ha comprometido a recortar en 1.000 millones el gasto en «chiringuitos políticos».

Ante ello, Rajoy ha afirmado que las políticas de control de gasto se seguirán manteniendo porque se necesitan y porque son las que han generado el crecimiento económico y la creación de empleo. Ha añadido que «todo el mundo dice muchas cosas» y muchos defienden cumplir el déficit a la vez que se aumenta el gasto y se bajan los ingresos.

Rajoy ha defendido que es ‘imposible’ cumplir el déficit a la vez que se aumenta el gasto y se bajan los ingresos

«Esas tres cosas a la vez son imposibles, y al menos los que tenemos responsabilidades de gobierno deberíamos ser conscientes de ello», ha añadido. Ha asegurado que el Gobierno presentará pronto el techo de gasto con el objetivo de cumplir el déficit y respetar los compromisos con Europa porque eso es lo que genera confianza en España, da credibilidad y ha servido para que haya crecimiento económico y empleo.

Al mismo tiempo, ha explicado que habrá que controlar el gasto público y ha reiterado que no tiene intención de subir los grandes impuestos como el IRPF o el IVA. «Vamos a intentar conciliar tres objetivos que son muy importantes, pero no podemos hacer las tres cosas a la vez», ha recalcado.

Su intención es que tanto el techo de gasto como los objetivos de estabilidad presupuestaria estén aprobados por el Parlamento a finales de diciembre para que después el Gobierno presente los presupuestos. Rajoy ha explicado que en su reunión con los senadores del PP iba a plantear los objetivos de una legislatura en la que ha insistido en que es necesario más que nunca el diálogo y el acuerdo.

Unos objetivos que ha reiterado que pasan por el crecimiento económico y la creación de empleo, además de otras cuestiones que ha considerado muy importantes como el futuro de las pensiones, un pacto contra la violencia de género, la financiación autonómica o el pacto educativo.