Susana Díaz incluyó a Carmelo Gómez en la lista del PSOE al Parlamento andaluz con motivo de las últimas elecciones autonómicas pese a que desde un año antes la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ya señalaba al hoy diputado por cobrar de una empresa pantalla del conseguidor de los ERE, Juan Lanzas, sin prestar servicio alguno. De hecho, seis meses después de la celebración de los comicios, la Fiscalía Anticorrupción pidió su imputación en la causa por delito societario en Mercasevilla, a lo que ha accedido la juez Núñez Bolaños casi 14 meses después elevando una exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al gozar aquél de aforamiento.

En un informe enviado al Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla a principios de 2014 en el que analizaban los documentos y objetos intervenidos en los registros de las viviendas de Lanzas y de su cuñado Ismael Sierra, los investigadores policiales concluyeron que Gómez cobró de la empresa Maginae Solutions SL -administrada por Sierra, supuesto hombre de paja de Lanzas- sin trabajar. La UCO se basaba en gran medida en el testimonio de la administrativa que elaboró el contrato y dio de alta al hoy parlamentario socialista, quien declaró ante los agentes que nunca lo vio y que desconocía las funciones que éste tenía asignadas.

El nombre de Carmelo Gómez se detallaba en uno de los esquemas sobre la estructura societaria y las personas contratadas que se incautaron en el piso que Juan Lanzas tiene en Jaén durante los registros llevados a cabo en marzo de 2013, cuando la instrucción del caso ERE aún la dirigía la juez Mercedes Alaya. Bajo el título ‘Principal historia mercantil y laboral. Sociedades’, en una columna con el epígrafe ‘Laboral’, aparecían anotados los nombres de personas relacionadas con el conseguidor, entre ellos el del hoy diputado.

El hoy parlamentario andaluz cobró 8.390 euros de una empresa de la trama de los ERE

Las pesquisas de la UCO han permitido constatar que Gómez figuró como empleado de Maginae Solutions desde el 22 de marzo al 1 de agosto de 2007, periodo en el que cobró 8.390,55 euros (4.705,85 euros como empleado por cuenta ajena en general y 3.684,70 euros por rentas y dietas exentas de gravamen). Tras esa vinculación contractual de 133 días, Gómez fue nombrado vicepresidente de la Sociedad de Informática Provincial (Inpro), dependiente de la Diputación de Sevilla.

Pese a los indicios que ya figuraban en las actuaciones, Susana Díaz decidió incluir a Carmelo Gómez en las listas con las que el PSOE concurrió a las elecciones andaluzas celebradas el 22 de marzo de 2015. Concretamente, iba de número 8 por la circunscripción de Sevilla, siendo el último diputado socialista que resultó electo por esta provincia. En la actualidad, preside la comisión parlamentaria de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y es vocal en las de Turismo y Deporte, Fomento y Vivienda y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Gómez es miembro de la ejecutiva regional del PSOE-A, cuya secretaria general es Díaz

Gómez también ocupa puestos a nivel orgánico. Forma parte como secretario de Formación y Nuevos Afiliados de la comisión ejecutiva del PSOE andaluz, de la que es secretaria general Susana Díaz y presidenta Micaela Navarro, y es el secretario general de una de las agrupaciones más importantes de Sevilla capital: la de la Macarena. Igualmente, es actualmente miembro del comité federal del PSOE, como él detalla en su perfil de Twitter.

El parlamentario es una persona de máxima confianza de Susana Díaz, quien lo nombró vicesecretario general del PSOE de Sevilla cuando ella era la número uno del partido en esta provincia -tras sustituir a José Antonio Viera, en cuya ejecutiva ella ejerció de secretaria de Organización- y lo aupó a la ejecutiva regional en noviembre de 2013 cuando la actual líder del partido en Andalucía se puso al frente tras la marcha de José Antonio Griñán.

Carmelo Gómez y Susana Díaz fueron delegados con el alcalde Sánchez Monteseirín en Sevilla

Gómez y Díaz coincidieron en el gobierno local que lideró Alfredo Sánchez Monteseirín en el Ayuntamiento de Sevilla tras las elecciones municipales celebradas el 13 de junio 1999, él como delegado de Hacienda y Personal y ella como concejal de Juventud. El actual diputado fue defenestrado por Sánchez Monteseirín en septiembre de 2002, no volviendo a ocupar cargo orgánico hasta que en 2008 la actual presidenta de la Junta de Andalucía lo rescató como secretario de apoyo a los distritos.

La palabra de Susana Díaz

El futuro procesal de Carmelo Gómez puede terminar salpicando a Susana Díaz tras el paso que acaba de dar la juez Núñez Bolaños al elevar al TSJA la exposición razonada con los indicios de la posible comisión de los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad de documento mercantil por parte del parlamentario andaluz. El parlamentario siempre ha defendido que hizo los informes que le encargaron.

La secretaria general del PSOE-A, posible aspirante a liderar el partido a nivel federal cuando se convoque el próximo congreso tras lograr descabalgar a Pedro Sánchez de la secretaría general, afirmó el 6 de noviembre de 2014 que ella «personalmente» le pediría el acta a cualquier cargo socialista que «resulte imputado por el Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía». Si el alto tribunal andaluz formaliza en los próximos días la imputación de Carmelo Gómez se pondrá a prueba la palabra de Díaz.

Reacciones políticas

Ciudadanos, el partido que permitió su investidura como presidenta de la Junta de Andalucía, ya ha anunciado este martes -por boca de su portavoz adjunto en Andalucía, Sergio Romero- que su formación pedirá la dimisión del diputado socialista si finalmente es imputado por corrupción política.

Por su parte, la vicesecretaria de Acción Política y Municipal del PP-A, Ana Mestre, ha instado a PSOE y Ciudadanos a actuar «con la misma rapidez» que lo hacen en otros casos que afectan a dirigentes o cargos del PP, mientras que la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha confiado en que el caso «se aclare cuanto antes» y que Carmelo Gómez «tenga la oportunidad de defenderse ante los tribunales».