Pablo Iglesias ha aprovechado este viernes el entendimiento económico escenificado ayer por PP y PSOE, acordando la subida del salario mínimo interprofesional y del techo de déficit de las Comunidades Autónomas, para incidir en la idea de la gran coalición y reivindicarse como única oposición en el Congreso.

«PP y PSOE se ponen de acuerdo con el techo de gasto y con los presupuestos acabaremos viendo lo mismo», ha vaticinado el secretario general de Podemos en una entrevista concedida a Radio Nacional de España, donde no ha dejado de señalar la distancia de posición entre su partido y los socialistas. «La gente tiene claro quién hace oposición al PP y quién llega a acuerdos con él», ha continuado, antes de afirmar que para el PSOE «va a ser muy difícil hacer creer a alguien que ellos no están favoreciendo y permitiendo el Gobierno».

Una idea extendida también entre la propia bancada socialista, donde algunos diputados se temen que en el acuerdo para abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy fuera incluido «todo el paquete presupuestario», así como una «hoja de ruta y una voluntad de sostenerse mutuamente».

En ese sentido, Iglesias ha aprovechado para ahondar en la preocupación de Ciudadanos por su situación en el Congreso si el PP comienza a llegar a acuerdos con el PSOE, lo que dejaría a la formación de Albert Rivera en un plano secundario. «El acuerdo del verano queda roto», ha valorado el líder de Podemos, que ha evitado calificar a Rivera como «tonto útil».

En clave interna

Además, Pablo Iglesias se ha vuelto a referir a la batalla que librará el partido en su próxima Asamblea Ciudadana Estatal, bautizada como ‘Vistalegre 2’, donde las distintas corrientes del partido se disputarán el control orgánico e ideológico de la formación. En ese aspecto, el secretario general ha puesto por delante la lucha de las ideas a la de los nombres, y ha asegurado que las listas son «una cuestión secundaria».

«Lo importante es el debate político: si hay acuerdo habrá listas conjuntas», ha subrayado Iglesias, insistiendo en su intención de presentar una lista de integración que incluya a errejonistas y anticapitalistas, aunque ésta última rama parece decidida a presentar documentos y listas diferenciadas.

No obstante, la perspectiva sobre la batalla por el liderazgo del partido, en una Asamblea aún sin fecha, se ha calmado tras las primarias de Madrid, donde la posición de fuerza del actual líder salió reforzada gracias la victoria de Ramón Espinar frente a la candidatura de Rita Maestre y Tania Sánchez, apoyada por el secretario político de la formación, Iñigo Errejón.