Fue en el mes de febrero cuando se produjo la ruptura entre Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba. Así lo ha desvelado éste último en una entrevista en el programa Espejo Público, donde ha admitido sin reparos el distanciamiento con el ya ex secretario general del PSOE. El motivo, el posible pacto con los independentistas: «Una cosa es dialogar y otra gobernar con su apoyo. Le expliqué a Pedro Sánchez que España necesitaba un gobierno sólido y dejamos de hablar. Bueno, me dejó de hablar», ha reconocido.

Echando la vista atrás, Rubalcaba ha admitido, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, que pese a estar en contra de un gobierno del Partido Popular, tras los resultados del 26 de junio habría dejado gobernar a la lista más votada. «Esa noche habría explicado que el PP había subido y que el PSOE y la izquierda había bajado, y no había gobierno alternativo. Sólo teníamos la opción de ir a terceras elecciones o dejar gobernar a la lista más votada».

El ex secretario general del PSOE ha explicado que unas terceras elecciones habrían sido malas «para el país, para los partidos y para el PSOE» y que éstas habrían supuesto una caída aún mayor de votos para su grupo. Ahora, aunque descarta ir a un Congreso Federal por no estar «en la primera línea», sí ha reconocido estar ayudando al presidente de la Comisión Gestora, Javier Fernández, porque «el PSOE necesita mucho trabajo» y no duda de que su partido «saldrá adelante». Ha desmentido hoy que «conspire en la sombra» para forjar un nuevo líder del partido y se ha negado a «mojarse» sobre quién debería serlo, porque «no hay candidatos».

Por otro lado, Rubalcaba se ha mostrado muy satisfecho con la subida del salario mínimo, que será aprobada este jueves, y ha valorado la posición que ocupa su partido en la oposición. En cuanto a Podemos, cree que «todo lo que consiga en esta legislatura lo hará porque el PSOE ha permitido que la legislatura arranque”.

No hay PSOE en Cataluña

En cuanto al PSOE en Cataluña, el ex secretario general se ha mostrado rotundo: «No existe el PSOE en Cataluña, tenemos que hablar de PSOE menos C». Tras estas palabras, Rubalcaba ha recordado su etapa como secretario general y ha reconocido, molesto, haberse enterado mediante un teletipo de la intención del PSC de apoyar el derecho a decidir. Ahora, y pese a que en su partido hay miembros que quieren que el PSOE esté en Cataluña, él se ha mostrado en contra: «El PSC debe seguir siendo nuestro representante allí».