La reaparición de Carolina Punset antes del Congreso de Ciudadanos generó expectativas no sólo porque es una de las pocas apariciones públicas de la eurodiputada después de que en octubre abandonara la Ejecutiva de la formación, sino porque en un primer momento -tal y como adelantó este periódico– estaba dispuesto que compartiera el acto con representantes de TranC’sparencia, la plataforma crítica del partido que reclama mayor democracia interna y transparencia; unas peticiones en las que también coincide Punset. La eurodiputada, que tenía cerrado el encuentro, ha dado marcha atrás en las últimas horas y ha optado finalmente por desmarcarse de la plataforma crítica para darle identidad propia al encuentro

Punset no quiere desdibujar su marca personal y no le gustó verse relacionada con terceros actores, así que optó por modificar un acto que ya estaba cerrado por ambas partes. Así, modificó la idea inicial de una comparecencia conjunta con TranC’sparencia y la sustituyó por un acto al que asistieran los miembros de la plataforma crítica. Finalmente, y después de varios desencuentros, Punset ha cambiado el lugar inicial previsto para el acto y los críticos no acudirán al acto, perdiendo una ocasión de obtener la visibilidad pública que, según han denunciado, ha sido negada desde la dirección del partido.

Varias fuentes de organización han señalado como causa principal del cambio «problemas de escenificación» sobre «quién sale en la foto», en un intento de Punset por recabar el protagonismo al que ha renunciado en la última etapa. El contenido de la rueda de prensa, dos semanas antes del Congreso de Ciudadanos, es otra de las incógnitas. Albert Rivera ha defendido en los últimos días que «quien critique a Ciudadanos tiene que  presentarse a las primarias», animando a Punset, una de las voces críticas más autorizadas, a posicionarse como alternativa a Rivera. Este miércoles, dirigentes de la dirección nacional del partido mantenían la hipótesis de que la puesta en escena de la eurodiputada fuera para presentar su candidatura al cónclave de C’s, una posibilidad que parece casi descartada después de que fijara su boda el mismo día de la Asamblea.