Las voces críticas en Ciudadanos han sonado dentro y fuera de la organización y ahora unas y otras se alían con un objetivo común: más democracia en C’s. La salida en octubre de Carolina Punset de la Ejecutiva de Albert Rivera marcó un antes y un después en la imagen del partido, después de que la que fuera miembro de la dirección haya mostrado sus diferencias con la línea oficial. Desde la formación entonces atraviesa un periodo de desgaste al que ha contribuido la aparición en escena de TranC’sparencia, un sector de afiliados críticos del partido que cuestionan la democracia interna de C’s y denuncian su mal funcionamiento a nivel orgánico.

El malestar de Punset y las diferencias con la deriva de la formación naranja le llevaron a abandonar la primera línea política y centrarse en su escaño en la Eurocámara, pero dos semanas antes de la Asamblea de Ciudadanos, el 4 de febrero, ha decidido comparecer públicamente junto a los representantes de la plataforma TranC’sparencia, la ‘masa crítica’ del Ciudadanos. Con esta alianza quieren insistir en los reclamos que han hecho, hasta ahora, por separado: dar más garantías al voto telemático, limitar el peso del presidente del partido y su ejecutiva, restar verticalidad a la organización y dotar de transparencia a cada uno de los procesos internos.

Al encuentro, que tendrá lugar el viernes 20 de enero a las 10.30 horas en la Asociación de la Prensa, en Madrid, acudirán distintos dirigentes territoriales del partido, después de que algunos dirigentes nacionales hayan rechazado participar en el encuentro, según los organizadores. El cartel lo compartirá la propia Punset y Diego Gutiérrez, uno de los portavoces de la plataforma. Punset se pronunciará así antes de un Congreso al que ha renunciado a presentarse como alternativa, al coincidir con la fecha de su boda. La eurodiputada ha guardado discreción durante las últimas semanas, pero tenía previsto hacer algún tipo de comparecencia antes del cónclave de la formación para expresar su opinión.

«Sinergias muy interesantes»

La alianza con TranC’sparencia llega después de distintos encuentros entre Punset y varios de sus portavoces en los que ratificaron algunas de sus propuestas y críticas conjuntas, que van en la misma dirección. Una forma de unir fuerzas y establecer  «sinergias muy interesantes» que se enfrentan de alguna forma al oficialismo de Albert Rivera y la verticalidad de las decisiones. En este sentido, fuentes conocedoras del encuentro reconocen que la suma de los dos implicados daría mayor solidez a los reclamos. Por una parte, la plataforma de TranC’sparencia podría adquirir mayor visibilidad, frente a los intentos que denuncian por parte de la primera plana del partido para reducir su impacto. «Han hecho lo mismo que hizo el PP cuando salió Ciudadanos: no nombrarnos, como si así fuéramos a dejar de existir», señalan estas fuentes. «Nos están haciendo un ‘Rajoy».

Por su parte, Carolina Punset adquiere con esta alianza algo que hasta ahora no tenía: una estructura organizativa e implantación territorial. Desde que dejó su puesto en la Ejecutiva, los viajes de la política han ido en los últimos meses de Valencia – su lugar de residencia- a Bruselas, donde ocupa su escaño, sin pasar apenas por la capital.

La plataforma crítica con Ciudadanos, en cambio, tiene un equipo de comunicación, un equipo jurídico y cierta organización, también a nivel autonómico, que se presenta como indispensable para dar cierta solvencia al proyecto «reformador» que quieren «devolver» al proyecto. En este sentido, la plataforma también ha elaborado en en los últimos meses un trabajo de estudio del funcionamiento del partido, con el que quieren dar concreción, forma y fundamentos a cada una de sus peticiones.

Ciudadanos evita reunirse con TranC’sparencia

El pasado 10 de enero y tras las invitaciones del secretario de Organización, Fran Hervías, a la plataforma para que alzase una petición formal de reunión, TranC’sparencia envió un burofax con dos peticiones; una de ellas era mantener un encuentro con dirigentes del partido para intercambiar posturas. El otro asunto iba relacionado con la petición para que se hiciera pública el acta del último Consejo General de la formación del pasado 17 de diciembre, donde se ratificó la modificación de Estatutos propuesta por la dirección, que incluía un régimen sancionador contra «la realización de manifestaciones públicas que puedan ser consideradas desleales o contrarias a los intereses del partido».

En este sentido, la dirección de Ciudadanos emitió un burofax de vuelta el 11 de enero de 2017 atendiendo a la segunda de las peticiones y señalando que el acta había sido publicada en la web. En unas escuetas dos líneas atendía a este reclamo sin hacer mención alguna a la petición por parte de TranC’sparencia de mantener una reunión con el partido. Este «agotamiento de los canales internos» que señala la plataforma es lo que, alegan, les ha hecho establecerse como plataforma y organizar actos para dar a conocer sus quejas.