“En primer lugar tengo que agradecer el cariño y la amistad de José Carlos Díez”. Así iniciaba la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, su conferencia en el Forum Europa el 18 de mayo de 2016. Tras ser presentada por el economista y tertuliano, la presidenta explicaba que en esos tres años se había sentido “muy cerca” del asesor, agradecía su “cariño enorme” y alababa su “virtud” a la hora de divulgar “al gran público” las causas y las consecuencias de la crisis económica.

El economista, por su parte, aseguraba que Susana Díaz había “evitado la pobreza infantil” en Andalucía con “cajitas” de comida que los niños se llevaban a casa para cenar, y que sólo costaban “tres euros”. Díez alababa la apuesta de la presidenta por la ciencia, la educación, la sanidad y las infraestructuras, y destacaba de ella que es de Triana, “uno de mis rincones especiales del mundo”. “Que no decaiga. Que la fuerza la acompañe”, finalizaba su presentación.

Ocho meses después, el economista ha recibido el encargo de coordinar la ponencia económica del PSOE que se aprobará en su congreso federal. Como informó El Confidencial, José Carlos Díez ha recibido el encargo de la Gestora socialista, que sigue defendiendo su independencia del PSOE andaluz y de Susana Díaz. La elección de este técnico ha levantado la indignación del sector crítico, que se pregunta por qué se busca a un economista de cabecera antes de que haya un nuevo secretario general legítimamente elegido por la militancia.

En este tenso contexto, Díez comienza su trabajo intentando reunir toda la doctrina económica del PSOE de los últimos años. Con este objetivo, el economista está pidiendo su colaboración a todos los cerebros económicos del partido de las últimas décadas, como Manuel de la Rocha, Inmaculada Rodríguez Piñeiro, Elena Salgado, David Vergara, Jonás Fernández, Pedro Saura, Jordi Sevilla y Miguel Sebastián.

La participación de los economistas que han formado parte de las últimas ejecutivas socialistas forma parte del proyecto de “movilización” que pretende realizar la Gestora de cara al congreso. Como explicó en rueda de prensa su portavoz, Mario Jiménez, la dirección del PSOE pretende que numerosos colectivos y agentes sociales formen parte de la reflexión interna del partido. Junto a la ponencia económica se presentará otra política, que están coordinando los diputados Eduardo Madina e Ignacio Urquizu.

“Francotiradores” por la renta básica

Por su parte, José Carlos Díez ya ha protagonizado su primera controversia en relación al PSOE. El sábado, durante su participación en el programa La Sexta Noche, Díez aseguró que la renta básica que propugna Podemos no será la solución para los trabajadores que pierdan sus empleos por las nuevas tecnologías. “Los de Marruecos, los del Congo y los de Uganda querrán venir todos aquí, a tener una renta básica”, advirtió. Y “si pones una renta básica, no es que pongas el muro de Trump, tendrás que poner francotiradores”. Sus palabras generaron una intensa polémica en las redes sociales, alimentada fundamentalmente por dirigentes de Podemos, por lo que el economista acabó disculpándose. “Fue un error del directo”, adujo.

A pesar de su criterio, este lunes, el PSOE ha anunciado su apoyo parlamentario a la creación de una renta mínima. El portavoz del grupo socialista, Antonio Hernando, propondrá en la Junta de Portavoces de esta semana que esta iniciativa se debata en el primer pleno del año, la semana que viene. Se cumple así el compromiso de Antonio Hernando con los secretarios generales de UGT y de CCOO. La iniciativa sindical propone que los parados sin recursos económicos tengan derecho a una prestación de 426 euros al mes. El pleno del Congreso ya aprobó en diciembre una moción del PSOE que reclamaba un ingreso mínimo vital para los desempleados sin prestaciones.