Los dos candidatos a las primarias del PSOE quieren presentar su propio proyecto político y económico al congreso federal de junio. Ni el equipo de Patxi López ni el de Pedro Sánchez están dispuestos a admitir la orientación política que la Gestora quiere imprimir a sus ponencias económica y política. Dirigidas por el economista José Carlos Díez y el diputado Eduardo Madina, ambos textos están llamados a ser la base del nuevo PSOE que salga del proceso.

El equipo de López, que cuenta con dos ex secretarios de Organización del partido, Óscar López y César Luena, será extremadamente cuidadoso con el procedimiento. Por ese motivo, las cinco grandes conferencias que ofrecerá el candidato en cinco lugares simbólicos de España servirán como base de su proyecto.

López desarrollará en esas charlas su modelo de partido, su proyecto territorial, una apuesta por los derechos y las libertades, una propuesta económica y su idea del futuro de Europa. Esos documentos se presentarán como enmiendas a las ponencias oficiales, una vez que éstas se aprueben en el Comité Federal y se trasladen a las agrupaciones para su debate.

Por su parte, el equipo de Sánchez asegura que también defenderá su propio proyecto económico y político en el congreso federal, aunque no desvela cómo. La candidatura de Sánchez insiste en que las primarias son «un plebiscito entre dos modelos de partido: un proyecto político que gire a la izquierda o el actual que ha apoyado al Gobierno de la derecha».

«Nuestro proyecto es el de un PSOE que mire a la izquierda y permita mayor participación de las bases en la toma de decisiones importantes. Por tanto, tenemos una propuesta muy diferente a la actual», asegura su equipo, que también plasmará ese modelo en documentos para su análisis durante el debate previo al congreso federal.

Por su parte, Eduardo Madina ha confiado en que todos los candidatos hagan aportaciones a las ponencias para el Congreso. En una entrevista en la Cadena Ser, ha explicado que la «cultura del PSOE» no es que el partido se ponga al servicio del proyecto «unipersonal» de un candidato, sino que elabore su proyecto y luego elija a un líder para «ponerle cara y voz al proyecto». «Es un proyecto no de un candidato o de otro, sino de todo el PSOE», ha resumido.

Junto al coordinador de la ponencia económica, José Carlos Díez, ha explicado que su objetivo de cara al congreso federal es volver a perfilar la propuesta socialdemócrata e incluso convertir al PSOE en referente para partidos de otros países «que lo están pasando algo peor» porque las encuestas apuntan que puede gobernar la extrema derecha, incluso, en Estados alemanes, partidos que «reivindican la filosofía, básicamente, de Hitler».

Por su parte, Díez ha explicado que la prioridad de la ponencia económica es la creación de empleo y ha detallado que habrá una parte titulada «España, un país para jóvenes», que redactarán los miembros de su equipo menores de 30 años. Ambos darán a conocer esta semana la composición de sus respectivos equipos.