La Fiscalía General del Estado ha expresado este lunes su solidaridad y respaldo a los fiscales de Cataluña y especialmente a la fiscal jefe Provincial de Barcelona y ha lamentado «el acoso y los insultos» que han recibido con ocasión del juicio del ex presidente de la Generalitat Artur Mas.

En un comunicado la Fiscalía rechaza la actitud de «un grupo de radicales concentrados en las puertas del Palacio de Justicia tras la finalización de la penúltima sesión del juicio contra el ex presidente Mas y dos ex consejeras de su gobierno» por desobedecer al Tribunal Constitucional al celebrar la consulta independentista del 9N.

La Fiscalía General traslada a la sociedad «su profunda preocupación por los intentos de presionar a la justicia en su tarea de hacer prevalecer el imperio de la ley».

Al mismo tiempo «reafirma el compromiso de los fiscales con ese cumplimiento de la legalidad frente a los que siguiendo la irracional aventura de la falta de respeto al Estado de Derecho intentan imponerse, mediante la violencia y el insulto, a quienes ponen su dedicación al servicio de la libertad de todos los ciudadanos».

Concluye señalando que ésta «solo es posible desde el respeto a la vigencia del ordenamiento jurídico».