Primer tanto para Susana Díaz en la guerra de los censos del PSOE. Tras las amenazas de quedarse fuera de las primarias, el Partido de los Socialistas Catalanes (PSC) ha aceptado la elaboración de un censo previo para los militantes que quieran votar para elegir al nuevo secretario general del PSOE.

Este nuevo censo, en manos de la Gestora, mostrará a las claras cuál es la fuerza interna real del PSC, la segunda federación más grande tras la andaluza, y que asegura tener 18.000 afiliados. El PSOE andaluz no se cree esa cifra y reduce su influencia real en unas primarias a unos 5.000 votos. Todos dan por hecho que mayoritariamente apoyarán a Pedro Sánchez o Patxi López frente a Susana Díaz.

El PSOE-A cree que sólo participarán unos 5.000 militantes del PSC

El voto catalán resulta así decisivo para contrarrestar la ventaja que tendrá la baronesa andaluza respecto al resto de candidatos por los votos de su federación. En las primarias de 2014, el censo socialista contaba con 189.290 afiliados, incluido el PSC, a los que se sumaban 8.178 de Juventudes Socialistas. Andalucía fue la federación más potente, con 45.655, y duplicó a Cataluña (20.179), seguida por la Comunidad Valenciana (17.230) y Madrid (15.830).

Con esta decisión ha terminado sus trabajos este viernes la comisión bilateral PSOE-PSC puesta en marcha tras las amenzas del PSOE-A a los catalanes para lograr su neutralidad en el proceso. Como resultado, la comisión «trasladará a las direcciones de ambos partidos una propuesta de acuerdo que profundiza en la naturaleza política del proyecto político que comparten las dos organizaciones y su articulación».

Los dos partidos hermanos han acordado también que los militantes del PSC puedan votar en las primarias, pero bajo nuevas condiciones. «Los militantes del PSC que cumplan con los mismos requisitos exigidos a los del PSOE conformarán un censo específico para todo el proceso congresual. Los responsables de organización de PSOE y PSC determinarán el procedimiento para que los afiliados/as del PSC trasladen su voluntad de incorporarse a dicho censo», ha anunciado la Gestora.

Supervisión de la política de alianzas

Asimismo, «también se hará una propuesta a las direcciones para establecer las políticas de alianzas y pactos electorales», ya que el PSOE quiere opinar sobre las decisiones que tome el PSC a la hora de formar gobiernos en la comunidad.

Por último, las representaciones de los dos partidos han acordado en la última reunión «reforzar la Comisión de Coordinación Política creada en julio de 2013 con cuatro miembros de cada formación política para hacer seguimiento» de los acuerdos alcanzados.