El fiscal Pedro Horrach ha pedido en la mañana del jueves una fianza de 200.000 euros para Iñaki Urdangarin para librarse de la cárcel en la vista que se ha celebrado en la Audiencia de Palma después de que este tribunal le haya condenado a seis años y tres meses de cárcel en el caso Nòos. La fiscalía no ha solicitado otras medidas cautelares como la retirada de pasaporte, según fuentes fiscales y han explicado que esta cantidad es «proporcional a su capacidad económica». Las jueces estudian a esta hora esta petición y comunicarán su decisión en los próximos minutos.

El marido de la Infanta Cristina ha llegado quince minutos antes de la hora prevista, 10:30, a la Audiencia de Palma. Con una mochila al hombro ha entrado en la sede judicial sin hacer declaraciones.

La fiscalía solicitó la celebración de esta vistilla nada más conocer la sentencia. El fiscal puede pedir en este acto desde prisión incondicional, libertad bajo fianza o medidas cautelares como retirada de pasaporte o comparecencias en el juzgado.

En esta vista tiene que estar presente el cuñado del Rey, pero no interviene, ya que el encargado de responder a los alegatos del fiscal es su abogado, Mario Vives.

Tras esta comparecencia se llevará a cabo la de Diego Torres que ha sido condenado a ocho años y tres meses de cárcel y en la que el fiscal ha reclamado 100.000 euros para no entrar en la cárcel. Fuentes fiscales han explicado que Horrach ha pedido estas fianzas porque considera que «son proporcionales a su capacidad económica».