El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vuelto a defender este miércoles en la fórmula del referéndum para determinar el futuro de Cataluña, aunque en esta ocasión ha defendido que participen en las votaciones «el conjunto de los españoles», aunque ha matizado que deberá contarse «lo que han votado los ciudadanos en Cataluña». En Los Desayunos de TVE, el líder morado ha asegurado que «es una posibilidad perfectamente viable» que se celebre una consulta sobre la independencia de Cataluña, y ha pedido que sea «legal, con vinculación jurídica y reconocimiento internacional».

«Esto no lo decimos nosotros, lo ha dicho el propio president de la Generalitat, Carles Puigdemont, que se vote en toda España, aunque evidentemente después se tendrán que contar lo que han votado los ciudadanos en Cataluña»; ha especificado. Una fórmula que, según ha dicho Iglesias, le «parece bien», aunque insiste en que tendría que celebrarse con todas las «garantías jurídicas» para que los catalanes pueda ejercer realmente el derecho a decidir.

«Eso sólo se puede hacer con un referéndum legal y pactado, con garantías jurídicas y con reconocimiento internacional», ha avisado. En este sentido, el secretario general de Podemos cree que en el marco de la Constitución española es posible encontrar una solución negociada que pueda traducirse en esa consulta y que si hay voluntad política podría celebrarse incluso en todo el Estado.

Aún así, Iglesias ha asegurado que si finalmente la Generalitat celebra una consulta sin garantías, será «una barbaridad reprimir a alguien por poner urnas». «No será un referéndum que permita ejercer el derecho a decidir, pero es un ejercicio respetable», ha señalado. «Poner urnas no debería ser ilegal», ha sentenciado, para añadir que nadie debería ser inhabilitado por ello.