Después de que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, insistiera en la reunión de este jueves con Ciudadanos en seguir en el cargo, la formación de Albert Rivera no descarta ninguna alternativa a partir de ahora, según ha explicado el portavoz regional Miguel Sánchez. Esto significa que estudiará sumarse a una moción de censura junto a los partidos de la oposición, presentar una demanda por incumplimiento de la Ley de Transparencia de Murcia o ir a nuevas elecciones. Para ello, Sánchez ha adelantado que explora establecer contactos con el PSOE como segunda fuerza más votada en la comunidad.

Los socialistas ya han mostrado su buena disposición y ofrecen, incluso, formar el primer gobierno autonómico entre PSOE, Ciudadanos y Podemos. “Es el momento de hacer efectivo el cambio” al que se comprometieron los tres grupos de la oposición en 2015. En declaraciones a los medios durante el pleno de la Asamblea Regional, ha añadido que la idea es lograr un Gobierno “estable, decente y que apueste fuertemente por la regeneración democrática”.

Tovar ha indicado que la moción de censura “es una de las opciones, pero no la única”

Aunque todavía no se ha establecido contacto entre los dos partidos, el secretario general del PSOE en Murcia, Rafael González Tovar, ha querido expresar su postura tras conocer la intención de Ciudadanos. Tovar ha indicado que la moción de censura “es una de las opciones, pero no la única” para quitarle a Pedro Antonio Sánchez la presidencia de la región. El portavoz socialista ha apuntado que la moción de censura en la Asamblea Regional de Murcia es la alternativa “más definitiva” para hacerlo, pero ha recordado que con un arco parlamentario formado por “minorías nadie tiene una opción indiscutible”. Por ello, cree que “no sería difícil” que hubiera un acuerdo para que el PSOE, Podemos y Ciudadanos configuren el primer Gobierno autonómico de estas características, puesto que a su juicio puede haber un acuerdo “de mínimos en la línea” que el partido naranja ha acordado con otros partidos.

Mientras que Ciudadanos ha insistido al PP durante las últimas semanas proponer un candidato alternativo, el PSOE descarta la opción de que los populares sigan gobernando con otro diputado como presidente o las elecciones anticipadas, porque “el PP ya no es una opción”.

El portavoz de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez, ha anunciado tras su reunión con el presidente de la región que da por roto el pacto con el PP al negarse a dejar su cargo tras su imputación por el caso Auditorio. El portavoz de Ciudadanos ha acudido este jueves a la reunión, que ha tenido lugar en el Palacio de Aguirre, en Cartagena, para recordarle al dirigente popular el compromiso que adquirió con los murcianos y solicitarle un candidato alternativo, pero su petición ha sido en balde. Miguel Sánchez ha calificado la negativa del presidente como algo “muy grave” que deben solucionar de inmediato, ya que supone la “crisis institucional más grave de la región de Murcia”.

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Murcia, Noelia Arroyo, ha defendido la continuidad del presidente popular y ha criticado que “lo que vale en otros territorios no vale para Murcia”. A su juicio, el pacto “se está cumpliendo” y no entiende que haya distintas valoraciones sobre “ese punto concreto del pacto”. Éste es el primer punto del acuerdo firmado entre los dos partidos y sitúa la dimisión en el momento en que un cargo público es citado a declarar como imputado. Alonso, en cambio, ha apelado a la Ley Anticorrupción que Ciudadanos presentó la pasada semana en el Congreso, la cual situaba la línea roja para dejar un cargo público en el momento de la apertura de juicio oral. “La misma situación mantiene a otros dirigentes como al alcalde de Granada, ¿Por qué eso no vale aquí? Ciudadanos tendrá que explicarlo”, ha reiterado.

Para la formación de Rivera, la actual condición del presidente es suficiente para apartarse ya que “está absolutamente imputado. Hay una querella del fiscal, un auto de 57 páginas de la juez instructora de Lorca que es contundente y un informe de la Intervención General del Estado sobre este asunto”, ha enumerado Sánchez.

El PP no convocará elecciones todavía

Ciudadanos, que ya ha reconocido esta semana que sopesaba la idea de acudir a unas elecciones anticipadas, ha preguntado al presidente popular sobre la posibilidad de adelantar los comicios, algo que de momento ha rechazado. “No parece que vaya a convocar, pero eso tendrá que decirlo él”.

La portavoz del Gobierno murciano, Noelia Arroyo, ha señalado que Ciudadanos tendrá que explicar “por qué lo que vale en otros territorios no vale” en esa región y “si antepone que Murcia siga avanzando, como hasta ahora, gracias al pacto de investidura o si se echa en brazos del PSOE y de Podemos”. Ha insistido en que el pacto “se está cumpliendo y está siendo positivo para la región”, ya que ha permitido generar empleo, mejorar la atención a la dependencia o generar recursos para personas en riesgo de exclusión.

Por eso, ha dicho, será la formación naranja la que tendrá que explicar “si contribuye a la estrategia de alarmar y generar ruido” con una posible moción de censura junto a los dos partidos de la oposición en el Parlamento autonómico, con lo que sumaría más votos. Además, ha pedido a Ciudadanos que explique “por qué lo que vale en otros territorios no vale en la región de Murcia”, ya que en Andalucía no se ha exigido la dimisión de consejeros imputados o del alcalde de Granada.