Ocho concejales de Ahora Madrid, el grupo con el que Manuela Carmena gobierna la capital, se han ausentado del Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Madrid convocado para condenar la «ocupación» de la CUP en la sede del PP en Barcelona, aprobada por unanimidad.

Los ocho concejales, que pertenecen al ala más izquierdista del partido, han abandonado sus escaños mientras la alcaldesa leía la convocatoria del segundo Pleno extraordinario del día convocado en este caso a petición del PP. Los ediles populares han aplaudido y despedido con la mano a los concejales de Ahora Madrid que abandonaban el hemiciclo para no estar presentes en el momento en que la alcaldesa ha leído que el Pleno «rechaza firmemente la ofensa y la ocupación llevada a cabo por el grupo político Arran (juventudes de la CUP) el pasado día 27 en la sede del PP».

Además de Mauricio Valiente (IU), Carlos Sánchez Mato (IU) y Celia Mayer (que concurrió en la lista de Ganemos), se han ausentado también del Pleno de Madrid los ediles Yolanda Rodríguez (IU), Guillermo Zapata, Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán, todos estos últimos integrantes de Ganemos.

En el interior del Pleno se han quedado los otros doce miembros de Ahora Madrid junto a los ediles del PP, el PSOE y Ciudadanos. El texto aprobado es el mismo que el del Parlament, que reivindica que «el respeto a todas las formaciones políticas democráticas es la base del sistema constitucional». La aprobación de esta declaración ha abierto una nueva división en el grupo municipal de Ahora Madrid, que en el Pleno pasado ya hizo visibles sus divergencias durante la votación de una proposición también del PP sobre Venezuela.